Un error arbitral que ya es anécdota

Un error arbitral que ya es anécdota

Lo de Holgado fue un resbalón, pero lo de Argañaraz un error conceptual. En el primer tiempo de Nueva Chicago-Olimpo hubo una acción de juego inusual, que no despertó protestas en los protagonistas, y que generó una situación de gol muy clara para el local a través de un tiro libre indirecto adentro del área.

Fue a los 17 minutos del primer tiempo, cuando el arquero del Aurinegro se tropezó al intentar un saque de arco. La pelota se detuvo adentro del área, el delantero Sánchez Sotelo inició su carrera para empujarla adentro del arco, el 1 la despejó con fuerza tras levantarse del suelo y el árbitro se equivocó: sancionó falta cuando debió repetirse el saque de arco.

El apartado del reglamento de FIFA dedicado a los saques de meta es bien claro: en su procedimiento indica que “el balón estará en juego en el momento en que salga del área de penalti”, y en cuanto a infracciones y sanciones establece que “si el balón no sale del área de penalti o es tocado por un jugador antes de salir del área de penalti, se repetirá el saque de meta”.

El tiro libre indirecto terminó rebotando en la barrera y despejado por la defensa bahiense, pero estuvo a centímetros de convertirse en un gol ilegítimo, además de muy curioso por la naturaleza de la jugada. ¡A tenerlo en cuenta para la próxima!

(Foto: Emiliano Lescano.)

Comentarios

comentarios