• 03·02·2018 13:20
  • |
  • RESERVA
  • |
  • Comentario/s

Segundo triunfo y de alto vuelo: 3-1 en Ezeiza

Segundo triunfo y de alto vuelo: 3-1 en Ezeiza

Otra vez con varios profesionales, otra vez lo dio vuelta, otra vez Vidal fue protagonista y otra vez el equipo sumó de a tres. Con un gol de la Pulga y dos de Nicolás Herranz, la Reserva de Olimpo le ganó 3-1 a River en Ezeiza y sumó los seis puntos que disputó en el año.

El equipo de Bonjour jugó con un solo cambio en relación a la formación que enfrentó a Belgrano la fecha pasada. Iba a ser titular Luca Orozco, defensor que firmó contrato el lunes pasado, pero su habilitación no llegó a tiempo y por eso uno de los zagueros fue Martín Ferreyra. Los once fueron: Villar; Lacunza, Herranz, Ferreyra, Silva Torrejón; Vidal, García, Hadad, Covea; Rodríguez y Katz. En el segundo tiempo ingresaron Parra, Rossi y Sánchez.

La mañana comenzó adversa desde temprano por un penal que Villar no pudo atajar, pero igual que hace una semana Vidal se hizo cargo de emparejar rápido: desde afuera del área, esta vez de tiro libre y antes de los diez minutos, esquinó un disparo que el arquero Bologna no pudo desviar.

Vidal, otra vez figura en Reserva: un gol y participación en los otros dos. Olimpo le ganó a River en Ezeiza.

Tras esa turbulencia inicial del partido el que salió fortalecido fue el Aurinegro. Aguantó los ataques del local, intentó salir rápido con mediocampistas de características ofensivas y el respaldo de García, y cuando los carrileros o Áxel Rodríguez lograron que los ataques prosperaran fue una preocupación para la defensa local.

La más clara la generó García cuando interceptó una pelota en campo rival pero no pudo habilitar a ningún delantero. Enseguida hubo revancha: la jugada terminó en tiro de esquina, Vidal casi lo convierte olímpico y Herranz la empujó en el área chica y con el arquero vencido. 2-1 y al descanso.

Olimpo no se conformó con la ventaja y en el segundo tiempo fue todavía más superior porque se defendió lejos de su área. Encima antes de los 15 minutos estiró la diferencia con una fórmula repetida: córner de Vidal y gol de Herranz, esta vez de cabeza tras una salida a destiempo de Bologna. Con dos goles arriba el Millonario logró adelantarse en el campo, pero así como Villar tuvo que atajar dos pelotas difíciles Katz de contragolpe también tuvo un par de chances que podrían haber dibujado una goleada.

Comentarios

comentarios