Sciacqua: “El desacople defensivo fue determinante”

Sciacqua: “El desacople defensivo fue determinante”

Las disculpas a los hinchas, la titularidad de Sacks, las chances del inicio, su expulsión, el hombre de más, los apresuramientos, la presión de la localía, las falencias del segundo tiempo, el golpe anímico, la autocrítica y los vaivenes emocionales.

Golpeado por la derrota, luego del 1-2 ante Atlético de Rafaela el técnico Mario Sciacqua respondió a las preguntas de Aurinegro Web y otros medios acreditados en el Carminatti.


“Antes del análisis le quiero pedir disculpas a la gente, de parte nuestra y del plantel. Vinimos con la cabeza puesta en ganar, pero las situaciones adversas que se dieron durante el partido no las pudimos resolver y terminamos con una derrota en nuestra casa. De corazón pido perdón y aseguro que vamos a dejar la vida.”

“Arrancamos el partido con capacidad ofensiva y agresividad. Generamos tres situaciones. Pero los equipos deben estar ordenados y en esa situación, queriendo hacer el gol rápido o entusiasmados porque llegábamos, nos desordenamos y el gol de ellos viene producto de eso.”

“Jugó Sacks para que Villanueva marcara a Gudiño, que jugó de extremo, y para que tengamos más salida por derecha. Así lo hizo en el primer tiempo y en el segundo ya estaba cansado, así que pensamos en Tellechea.”

“Me echaron porque cuando hicimos el gol le hablé a Scime de un offside. Lo llamó al árbitro y me expulsó por el reclamo.”

“Cuando al rival le expulsaron un jugador pudimos haber tenido mayor superioridad y dominio, pero nos jugó en contra estar muy acelerados. Cuando empatamos el partido seguimos jugando apurados. El descanso vino bien para charlar que lo fundamental era controlar la pelota hasta encontrar la situación justa, pero no debíamos perder el orden y el segundo gol vino por un error defensivo.”

Troyansky choca con Hoyos ya cuando el partido iba 1-2. “Insistimos de distintas maneras pero sin claridad”, analizó el DT.

“Tenemos la presión de ganar de local y romper la racha del empate con San Martín y el partido con Vélez. Pero hoy no salimos con la ansiedad de otros partidos. Lo planteamos bien en la zona de Pizzini y Troyansky, tuvimos más juego, pero el desacople defensivo fue determinante. Hay que pensar en trabajar cuestiones tácticas, pero más que nada es anímico.”

“En el 1-2 sufrimos un golpe anímico. Insistimos de distintas maneras pero sin claridad. Ellos se cerraron bien y su fortaleza fue el contragolpe, lo aprovechó muy bien con Montiel y Gudiño que nos provocaron dolores de cabeza.”

“El ingreso de Strahman fue porque vi que con el 2-1 ellos se habían parado con un 4-4-1, muy cerrados en la zona media para cubrir el espacio entre líneas que aprovechaba Pizzini, así que la idea fue abrir la banda con Pizzini y Tellechea para jugarles dos contra uno cerca del lateral. Por como estaba el rival creo que no equivocamos el camino, pero no fuimos certeros en la finalización.”

“Decir que estamos enteros sería mentir. No significa que no tenga fuerzas, pero estamos doblegados, es una realidad. Pelear el descenso tiene estas complejidades. Nos pasó con Defensa, con Vélez, con Patronato y ahora acá.”

“Sabíamos que el torneo no iba a ser fácil, pero esto es para los que tienen entereza. En el vestuario había un jugador llorando porque se sintió responsable, pero todos somos culpables. Cuando ganamos contra Patronato también lo fuimos.”

“El martes será el momento de hacer una autocrítica como hacemos siempre, en los triunfos y en las derrotas, y vamos a preparar al mejor equipo. No digo que van a jugar los que estén mejor anímicamente porque confío en que el equipo se va a reponer.”

“Los vaivenes emocionales son típicos del fútbol. El que no está preparado para estas circunstancias no sería futbolista, o yo no sería entrenador. Por eso después del partido contra Patronato dije que estaba muy contento pero con los pies sobre la tierra.”

(Cubrió: Gaspar Altamirano. Foto: Eugenio Andrés.)

Comentarios

comentarios