“Rendirnos es algo que no nos entra en la cabeza”


La reunión entre los jugadores, el trabajo diario, su experiencia en situaciones críticas, su rendimiento, el recuerdo de la permanencia del torneo pasado y su futuro en el club. Emiliano Tellechea es uno de los máximos referentes del plantel y por eso fue el elegido por Aurinegro Web para una entrevista sobre el momento deportivo tan delicado que atraviesa Olimpo.


-La semana empezó con una reunión larga y exclusiva entre los jugadores. ¿De qué se habló en líneas generales?

-Charlamos de que la mejor manera de llevar esto adelante es haciéndolo todos juntos, eso es lo que corresponde. El lunes no obtuvimos el resultado que esperábamos nosotros y todo el mundo Olimpo. Tenemos que intentarlo hasta el final, rendirnos es algo que no nos entra en la cabeza mientras tengamos vida y esperanza.

-¿Cómo se encara cada semana sabiendo que la permanencia está tan difícil?

-Son difíciles de sobrellevar los primeros días, pero cuando se acerca el siguiente partido la motivación empieza a crecer y nos olvidamos de lo anterior. Todo esto duele y frustra. Somos buenas personas, profesionales, venimos a entrenar cada día con la mejor predisposición e intensidad, creyendo en lo que hacemos. Creo que no nos merecemos esto, pero el fútbol no se trata de merecimientos. Aunque la situación no lo refleje y muchos puedan pensar que hay jugadores que no sirven, desde adentro creo que hay buenas personas, compañeros y jugadores. Lo digo desde mi experiencia de haber estado en otros planteles. Pero después los resultados no llegan.

-¿A lo largo de tu carrera pasaste por una situación como esta?

-Particularmente nunca me tocó vivir esto. Me sirve para aprender a llevarlo adelante con dignidad, profesionalismo y con la armonía grupal que tenemos.

-¿Y tu rendimiento individual? Estos meses incluyeron una lesión, un cambio de posición…

-Este semestre hice un buen partido con Belgrano, me lesioné con River y volví a jugar contra Colón en otra posición en la que me sentí bien. No fue mi mejor rendimiento, me siento responsable por ser uno de los más grandes, pero tampoco soy quién para evaluarme mucho. Simplemente digo que desde lo personal me sentí cómodo en los puestos en los que me tocó jugar.

“Todo esto duele y frustra”, describió Tellechea. El descenso está cerca, pero el uruguayo y Olimpo se propusieron seguir luchando.

-¿El consuelo del semestre es ver a varios juveniles ganándose un lugar?

-Me pone contento lo que están viviendo los chicos. Cuando llegué hace dos años muchos de ellos ni siquiera entrenaban con nosotros, íbamos al predio y los veíamos con las Inferiores. Más allá de la situación del equipo, ellos se lo ganaron con esfuerzo y lo tienen que cuidar.

-Sos uno de los que estuvo en ese 3-0 ante Aldosivi que coronó una permanencia histórica. ¿Qué significa para vos y otros compañeros que estuvieron en Mar del Plata estar tan lejos de ese momento?

-El otro día con Pantaleone mirábamos fotos y videos de ese día. Con algunos que estuvimos en esa etapa nos duele un poco que tal vez no se lo valore. Entiendo que los resultados negativos de este torneo lo tapan, pero son momentos que no vamos a olvidar y dónde me encuentre con un compañero de ese grupo seguramente lo vamos a recordar.

-¿Y a futuro? ¿Qué pasa con Tellechea y Olimpo a partir de julio cuando termine tu contrato?

-En el fútbol puede pasar todo. Algún dirigente ya me manifestó algo, la gente en general también, y eso suma. Te respondo lo mismo que a ellos: prefiero enfocarme en el final del torneo, faltan seis partidos y es mucho, no me permito desenfocarme porque quiero seguir luchando. Después habrá un receso bastante largo por el tema del Mundial y habrá que charlar. Estoy contento acá, la ciudad recibió bien a nuestra familia, mi hija hace dos años que va al mismo jardín y tiene a los mismos compañeros… Uno se va encariñando.

-¿Qué le pedís o le querés decir a los hinchas desde tu lugar de referente?

-Agradecemos el apoyo de los hinchas. Los enojos, reproches e insultos son entendibles en función del folklore del fútbol, no se van a terminar nunca y menos en Argentina. Si tengo que pedir algo es que apoyen a los chicos del club, que más allá de la situación están contentos por su situación personal y es bueno sentirse acompañados.

Nazareno Montecchia

(Foto: Ayelén Angerami.)

Comentarios

comentarios