Reclamo salarial: el plantel no entrenó

Reclamo salarial: el plantel no entrenó

Segundo entrenamiento de la pretemporada que se suspende por un reclamo salarial. El plantel de Olimpo tenía programado el segundo turno de trabajo a las 17.30 en Villa Marista, pero los jugadores decidieron quedarse en el Hotel Provincial por incumplimientos en el pago.

“Es una decisión grupal porque faltaba que algunos chicos cobraran lo que la dirigencia se había comprometido a pagar al inicio de la pretemporada. Hubo problemas con algunas transferencias, y como referentes les hacemos saber que hay algunos disconformes”, expresó Cristian Villanueva en la entrada del hotel ante la consulta de Aurinegro Web.

La decisión fue comunicada por los referentes del plantel a Lisandro Sabanés, dirigente a cargo de la delegación que se hospeda en Mar del Plata, y todas las partes confían en que la huelga durará poco: “Seguramente mañana volvemos a la normalidad. Los dirigentes se movieron rápido y solucionaron casi todo el problema, así que arrancamos con todo de nuevo”, aclaró Titi sobre el alcance de esta medida de fuerza que se tomó porque, por diferentes motivos, aproximadamente un tercio del plantel no pudo cobrar el sueldo de noviembre tal como estaba pautado.

Charla entre referentes y Sabanés. El conflicto se inició el viernes porque un tercio del plantel no pudo cobrar lo prometido.

“La plata está, a algunos no les llegó por problemas operativos de los bancos o las cuentas de los jugadores que llevan un tiempo de resolución”, respondieron desde la Comisión Directiva sobre un conflicto que los referentes del equipo notificaron el viernes y que hoy, tras un fin de semana sin actividad bancaria, todavía no había sido resuelto en su totalidad.

“Hablamos con respeto y en buenos términos. Entendemos que la dirigencia recién arranca su tarea en el club y también le damos ese changüí para que consigan lo que prometieron”, completó el panorama Villanueva. Finalizadas las charlas los jugadores fueron liberados hasta el horario de la cena y, si no surgen imprevistos, mañana temprano volverán a trabajar en Villa Marista.

Comentarios

comentarios