PUNTO DE PARTIDA

PUNTO DE PARTIDA

Ni bueno, ni malo: un punto. Y punto. De a ratos se sintió cerca de ganarlo, también pudo haberlo perdido, pero en definitiva Olimpo empató 1-1 ante Colón en Santa Fe en el primer partido del año.

En los primeros cuatro minutos el Aurinegro desperdició tres regalos de la defensa local. Si bien fue una lástima que Pizzini dos veces y Troyansky otra no hayan podido capitalizar esas chances, esa situación fue la última señal que necesitaba el equipo para convencerse de la propuesta colectiva: orden y que la pelota la manejen los centrales rivales, total no lastiman y a veces hasta se equivocan.

En ese terreno, bien contenido Ledesma y firme Pantaleone en su titularidad inesperada, Olimpo se sintió bien y así es más fácil tomar mejores decisiones. Como la avivada de Pizzini a los 17 minutos, el cuarto regalo del Sabalero que quedó sin abrir.

La pelota iba y venía, el desarrollo del juego no insinuaba mucho, pero la estadística de chances de gol era contundente: el equipo de Sciacqua se estaba quedando sin un premio que merecía. La séptima fue la vencida porque contó con esa conjugación de lucidez y calidad que se precisa para lastimar en serio. El principal mérito es de Franco Troyansky, que ganó la pelota entre dos centrales y asistió a Tellechea. Una vez el rebote fue para el lado bahiense y por eso Olimpo festejó a los 31 minutos.

Dos chances de Coniglio en el segundo tiempo, una de ellas pegó en el palo.

Dos chances de Coniglio en el segundo tiempo, una de ellas pegó en el palo. Olimpo empató ante Colón en Santa Fe.

El gran problema de la noche es que el Aurinegro precisó siete chances y a Colón le alcanzó con una. Domínguez decidió que en el entretiempo ingresaran a la cancha los dos refuerzos de su equipo y uno de ellos es Diego Vera, delantero que con su jerarquía y el lugar que eligió para molestar entre los centrales y el mediocampo sacudió el partido en pocos segundos: exigió, exigió hasta que forzó el tiro de esquina que finalizó en gol a los 4 minutos.

Sin tiempos para lamentos, el desafío era parar la hemorragia. Al menos esa sensación duró poco. Es que, bendito sea, Bernardi estiró la pierna más de lo aconsejado y se fue expulsado a los nueve minutos. A partir de ese momento la noche le dio a Olimpo otra oportunidad.

El equipo se hizo cargo a medias de esa superioridad numérica. Coniglio tuvo dos chances, una de ellas en el palo, y Villarruel también la suya en un contragolpe, pero los santafecinos nunca se resignaron al empate y también se acercaron al arco pese al hombre de menos: un contragolpe que se originó en una rabona inoportuna del Pocho, una salvada de Gabbarini luego de que ni Tellechea ni Pizzini persiguieran a sus marcas, y un tiro de afuera que pasó cerca del palo.

Recién en los cinco minutos finales el ida y vuelta le hizo lugar al cansancio. Allí cada uno empezó a saborear el empate a su manera. ¿Lo que faltó para ganar? ¿El alivio por esos golpes de la pretemporada que quedaron superados? Todo se mezcla en un 1-1 que sirve como punto de partida.

Tom Wichter

(Fotos: Matías Rossini.)


 

SÍNTESIS

Colón (1): Broun; Rodríguez, Conti, Olivera, Arroyo; Bernardi, Ledesma, Poblete, Torres; Leguizamón y Blanco. DT: Eduardo Domínguez.

OLIMPO (1): Gabbarini; Villanueva, Cabral, Rodríguez, Pantaleone; Tellechea, Blanco, Villarruel, Pizzini; Troyansky y Strahman. DT: Mario Sciacqua.

Goles: PT. 32′ Tellechea (O). ST. 4´ Conti (C).

Cambios en Olimpo: ST. 14´ Coniglio x Strahman, 29′ Parnisari x Rodríguez y 35′ Vidal x Tellechea.

Árbitro: Nicolás Lamolina.

Estadio: Brigadier López (Colón).

Comentarios

comentarios