PROMEDIOS: TENDENCIAS A MITAD DE SEMESTRE

PROMEDIOS: TENDENCIAS A MITAD DE SEMESTRE

En el año se jugaron ocho partidos, quedan otros ocho, y mientras el plantel se prepara para sacar la mayor cantidad de puntos posibles los que sufrimos desde afuera de la cancha canalizamos la ansiedad en una calculadora.

¿Qué chances hay de quedarse en Primera? Imposible saberlo. ¿Con cuántos puntos le alcanzará a Olimpo? El sistema de promedios no entiende de fórmulas. ¿Cómo está el Aurinegro en relación a sus rivales? Bueno, eso es un poco más charlable, y en relación a eso Aurinegro Web elaboró un informe.

No se trata de probabilidades, sino de tendencias. Con la mitad de semestre como excusa, es posible recopilar los rendimientos de cada equipo complicado en los promedios y hacerse una pregunta: ¿Qué pasaría si en los ocho partidos que quedan cada club vuelve a sumar exactamente la misma cantidad de puntos que en los ocho que ya se jugaron?

Es decir: ¿Cómo quedaría la tabla de promedios final si Olimpo vuelve a sacar 9 puntos (dos triunfos, tres empates, tres derrotas), Sarmiento 5 (1 PG, 2 PE, 5 PP), Quilmes 3, Aldosivi 7, Temperley 14, etcétera…? Si todas las tendencias se repiten, el final de la temporada indicaría lo siguiente:

En esa situación imaginaria, en la que todos los equipos repiten el puntaje de estas ocho fechas, el Aurinegro se salvaría del descenso por muy poquito. Pero ojo. Además de que los resultados de cada equipo tranquilamente pueden ser otros, algunas tendencias de la primera mitad semestre son engañosas.

Por ejemplo, las de Arsenal y Quilmes: ojalá ocurra, pero en ninguna estimación seria se puede contar con que ambos sumarán apenas tres puntos hasta el final del torneo. En ese sentido, se ratifica que probablemente el mini triangular entre esos dos equipos y el Aurinegro sea un factor decisivo. Será una seguidilla en la que se medirán casi en igualdad de condiciones: Arsenal empezará con 91 puntos, Olimpo 92 y Quilmes 94.

Eso ya se puede observar en la tabla de promedios actual, y que la lucha probablemente sea apretada hasta el final ya se sospecha hace rato. ¿Entonces de qué sirve este juego de las tendencias? Sirve para entender que en estas fechas la campaña del equipo de Sciacqua no fue brillante (se perdió más de lo que se ganó), pero que a pesar de eso hubo avances.

De los diez clubes más complicados, Olimpo está entre los cuatro que más sumaron. Mientras algunos se vienen a pique y necesitan un fuerte cambio en la tendencia de sus números, ser competitivos vale oro. Hay que cuidar ese tesoro y a partir de ello crecer. Y un poquito, como siempre, ligar.

(Cubrió: Tom Wichter.)

Comentarios

comentarios