Palacio también vuelve al club

Palacio también vuelve al club

Ahora sí. La dupla está completa. “Lo mismo me dicen todos”, confiesa sin quejarse del chiste fácil. Es que al retorno del Ruso Schmidt se le suma otro histórico para trabajar a su lado. José Ramón Palacio, el Gallego, tantísimas veces asistidor del Ruso, dirigirá la Quinta de Olimpo que competirá en AFA por primera vez en 101 años.

Ganó los 11 títulos de Liga del Sur disputados entre 1978 y 1988. Detrás de Cheiles, es quien más veces se puso la Aurinegra, y es el cuarto goleador histórico. A principios de los 90 trabajó en las Inferiores del club, hasta que la relación con el ex presidente Jorge Ledo se rompió. Años después, cuando la paz con los históricos por fin llegó, los dirigentes lo buscaron y Palacio decidió pegar la vuelta.

-Como varios jugadores de tu camada, durante muchos años estuviste distanciado del club. ¿Qué cambio?

-Para mí es un tema superado. Tuve dos o tres charlas con el presidente Dagna y me cayó muy bien, noté buenas intenciones y me sentí integrado al club desde la primera vez que hablé con él, que fue hace unos meses, y no fue para que yo empezara a trabajar.

-¿Y cómo se gestó tu vuelta?

-El Pajaro Hérnandez (coordinador) fue el primero que me llamó hace unos diez días, y por mis obligaciones no quise aceptar porque pensaba que no podría cumplir con todo. A los dos días me llamó el presidente y, por la forma en cómo me hablaba, sentí que tenía que estar. Acomodé mis otros trabajos y después de otra charla acepté la propuesta.

326 partidos, 88 goles. El Gallego vuelve para dirigir la Quinta.

-La inclusión en AFA y las promesas de incorporar a jugadores de tu camada invitaban a pensar que habría retornos como el tuyo. ¿Te sorprendió ser uno de los elegidos?

-Por momentos pensaba que no iba a trabajar más en Olimpo, por momentos pensaba que sí porque siempre seguí ligado al fútbol. Por eso el llamado me sorprendió en el momento, pero no mucho.

-¿El Ruso no influyó para nada?

-Sí, más bien. Saber con quién voy a trabajar también ayudó para decidirme.

Y algo se conocen. Lo suficiente para que cada uno se acomode sus vidas, y Olimpo vuelva a ser parte de ellas como hace 30 años. Un Gallego en la Quinta, un Ruso en Cuarta y Sexta. La historia que ellos comenzaron y hoy quieren continuar. Con la amarilla y negra de por medio, claro.

Comentarios

comentarios