OTRA MANCHA MÁS AL TIGRE…

OTRA MANCHA MÁS AL TIGRE…

El último de la tabla, el más goleado, el que menos convirtió, el que más veces perdió, el cuerpo técnico con peor porcentaje de efectividad. Los números ya explicaban con suficiente claridad los motivos del descenso de Olimpo, pero el 1-5 ante Tigre agregó un nuevo récord: la peor derrota de local en Primera División.

La jerarquía de los planteles y el momento de cada equipo explican lo poco que se puede explicar sobre lo que pasó en el Carminatti. Es que para el Matador, un proyecto que en líneas generales fracasó más allá de que incluyó a muchos jugadores de trayectoria, ya pasó lo peor y se permite jugar liberado. Y el Aurinegro, además de no haber tocado fondo, afronta estas últimas pesadillas con lo que quedó: una formación llena de juveniles porque los titulares naturales ya rescindieron sus contratos o no están en los planes para el próximo torneo.

Ese combo, el de jugadores experimentados y sueltos de un lado contra un plantel destartalado del otro, fue nefasto para las aspiraciones del equipo de Bassedas. La diferencia de jerarquía y humores se notó desde el inicio en cada pase, en la generación de espacios, en el talento individual y en las dos chances de gol que sufrió el arco de Carranza en los primeros cinco minutos.

Nada para rescatar. Como ante Rosario Central, la última vez que había sido titular, Silva Torrejón duró apenas un tiempo en cancha. 

La tercera oportunidad la facilitó Herranz al perder la posición con Morales y a partir de ese gol empezó la parte más fea de la historia: los nervios de los pibes, el dominio total del visitante, el 0-2 tras una pelota parada en la que solamente salta el jugador que convirtió, un tercer puñal fuera de contexto y un entretiempo con sabor a papelón.

El empate ya estaba muy lejos, pero en la segunda etapa Olimpo intentó al menos evitar semejante vergüenza ante su gente. Lo hizo con “cositas”: algún giro de García, un par de apiladas de Vidal, una buena conexión entre Troyansky y Rodríguez, el gol de Depetris a los 42 minutos.

Esas pocas y pequeñas inspiraciones individuales contrastaron con la resignación generalizada. Adentro de la cancha Tigre convirtió dos goles sobre el final y demostró que lo del segundo tiempo había sido piadoso. A un costado del campo Bassedas eligió prescindir de dos modificaciones permitidas por el reglamento. Y en las tribunas, con estrofas deseosas de un pronto regreso, los hinchas combatían el frío y la tristeza a puro canto.

Tom Wichter

(Fotos: Camila Recalde.)


SÍNTESIS

OLIMPO (1): Carranza; Lacunza, Ramírez, Herranz, Silva Torrejón; Vidal, García, Ibáñez, Llambay; Troyansky y Depetris. DT: Christian Bassedas.

TIGRE (5): Chiarini; Caire, Rodríguez, Canuto, Sosa; Prediger, Mansilla; Iritier, Morales, Janson; y González. DT: Cristian Ledesma.

Goles: PT. 6´Iritier (T), 25´Canuto (T) y 32´Sosa (T). ST. 42´Depetris (O), 43´Mierez (T) y 46´Janson (T).

Cambio en Olimpo: ST. 0´Rodríguez x Silva Torrejón.

Árbitro: Fernando Espinoza.

Estadio: Carminatti.

Comentarios

comentarios