Olimpo-Gimnasia (J), ¿te acordás?

Olimpo-Gimnasia (J), ¿te acordás?

Faltó muy poco para inmortalizar a ese Clausura como una de las hazañas más espectaculares de la historia de Olimpo. Un gol en la última fecha, en el Carminatti o en otra cancha, podría haber sellado para siempre al Floritazo como una de las etapas más emocionantes del club en Primera.

Cuando comenzaba la segunda mitad del Clausura 2008, problemas institucionales y en la tabla de promedios provocaron un último manotazo de ahogado: después de Rivarola, Saporiti  y Echaniz, el que agarró el fierro caliente fue Daniel Florit. En silencio y con su bicicleta en cada entrenamiento, casi lo salva después de una racha espectacular de cinco victorias en seis partidos que le permitió llegar con chances de permanecer en Primera hasta el último minuto de la temporada.

Y la 15°  fecha es uno de los capítulos más recordados. Porque las victorias en cancha de San Martín de San Juan y Newell´s tuvieron su carga de tensión, y la palomita de Mancinelli en tiempo de descuento ante San Lorenzo es inolvidable para muchos. Pero el 2-0 ante Gimnasia de Jujuy, el rival directo que terminó zafando en detrimento del Aurinegro, tuvo todos los condimentos de película de Hollywood. Absolutamente todos.

El equipo de Florit llegó a ese partido abajo en los promedios. Con 36 puntos superaba a San Martín de San Juan, y la victoria era el único camino posible para acercarse a al Lobo, el único de esos tres equipos que dividía por los puntajes de tres temporadas.

Encima, en el banco visitante se sentó Omar Labruna, ex DT del Aurinegro en la temporada 2005-06 que, pese a la buena campaña, terminó en descenso en la Promoción ante Belgrano. De todas formas Labruna había dejado una buena impresión y acordó su continuidad, aunque una oferta del fútbol colombiano le hizo cambiar de idea y esa noche era su regreso a la ciudad. El público del Carminatti no se lo perdonó.

TeAcordasGonzalezVsGimnasiaJ

Leandro González, otra vez en Olimpo; y el defensor Desvaux.

El domingo 18 de mayo de 2008 el técnico Florit eligió a: Ramírez; J. Martínez, Villavicencio, Pinto, Tavio; L. González, Wagner, Barrado, Robles; Morales; Lujambio. Más allá del 4-4-1-1 que pueda sugerir otra cosa, los apellidos eran netamente ofensivos: Pinto improvisado de marcador central, Wagner solitario en la recuperación y marcadores de punta que subían en busca de la ventaja.

A puro nervio por la importancia del partido, en el primer tiempo Gimnasia se sintió cómodo en su cautela. El empate lo alejaba de la zona de descenso directo y sabía de las urgencias del local. Aprovechó los espacios para el contragolpe y no consiguió el gol porque Ramírez, quien había llegado al club por la lesión de Navarro Montoya y le sacó el puesto a Cauterucchi, le puso el pecho, las manos y lo que hiciera falta a la situación.

Señal de que no quedaba otra que seguir arriesgando, a los 15 del segundo tiempo ya habían entrado dos delanteros: Olivi y Ulloa. Como no alcanzaban con los desbordes del Pampa, a los 39 ingresó Mariano Martínez por Jorge Martínez. Y dos minutos después fue expulsado Wagner, lo que dejó a Olimpo con nueve jugadores de campo, de los cuales solo Villavicencio y Tavio cumplían habitualmente tareas defensivas.

A dos minutos del final Fabián Ramírez tomó la pelota con sus manos y miró hacia adelante. Con uno menos en cancha, tres jugadores de Olimpo esperaban en la medialuna del área de Gimnasia y otros tres se acercaban desde el círculo central. Le pegó con la altura y la fuerza suficiente para que el remate llegara…. a dónde tuviera que llegar.

Ramírez jamás imaginó que esa escena terminaría con Pinto abrazándolo en su área, festejando el gol que acababa de provocar en la de enfrente. La pelota cayó a la altura del punto penal, y hubiera bastado un pique para que se elevara y el Lobo sacara desde el arco. Pero Héctor Desvaux, quien hace dos semanas estuvo en el Carminatti defendiendo la camiseta de Ferro, prefirió poner su cabeza pelada.

El roce provocó que el primer pique se produjera en el área chica. A esa velocidad, la redonda se incrustó en la red y nada pudo hacer Nereo Fernández. La explosión del estadio por el 1-0 fue más fuerte que el disparo de Ramírez. Golpeado después de casi 90 minutos de cautela, el equipo de Labruna tuvo algunos segundos para buscar un empate ante un Olimpo sin posibilidad de cambios, con un hombre menos y solo dos defensores en cancha.

Pero luego de algunos incidentes por una pelota que se fue al lateral y algún vivo escondió en zona de vestuarios, y cuando la expulsión de Mateo emparejó la cantidad de jugadores por bando, Olivi aprovechó la asistencia de Mariano Martínez y con un derechazo terminó con el sufrimiento de esa noche de mayo.

Después de ese partido, Olimpo ganó consecutivamente a Newell´s en Rosario y San Lorenzo en Bahía. Las posteriores derrotas ante River y Estudiantes lo privaron del sueño grande, pero las victorias de visitante, los goles sobre la hora y hasta de arco a arco dignificaron la derrota. La tranquilidad de haber peleado hasta el final no se las quita nadie…

Tom Wichter

———————————————————-

HISTORIAL

8-3-00 (B Nacional) Gimnasia 3-0 Olimpo. Coronel, Czornomaz y Piro.
4-3-01 (B Nacional) Olimpo 1-2 Gimnasia. Pais (O); Balvorín y Sartori (G).
11-10-01 (B Nacional) Gimnasia 1-1 Olimpo. Balvorín (G) y D. Fernández (O).
4-12-05 (Apertura) Gimnasia 2-1 Olimpo. Oyola -2- (G) y Ch. Díaz (O).
7-5-06 (Clausura) Olimpo 1-0 Gimnasia. Méndez (O).
3-11-07 (Apertura) Gimnasia 0-3 Olimpo. L. González, Araujo y S. González (O).
18-5-08 (Clausura) Olimpo 2-0 Gimnasia. Desvaux -e/c- y Olivi (O).
17-10-09 (B Nacional) Olimpo 1-1 Gimnasia. Rolle (O) y Avendaño (G).

28-3-10 (B Nacional) Gimnasia 0-4 Olimpo. Zalazar, Mosset, Ricci y Barrionuevo (O).

27-8-21 (B Nacional) Gimnasia 0-0 Olimpo.

Comentarios

comentarios