OLIMPO 3-2 GIMNASIA: COPADOS CON MARIO

OLIMPO 3-2 GIMNASIA: COPADOS CON MARIO

El presidente Alfredo Dagna lo respaldó el sábado. Y los jugadores, más allá de que también lo habían hecho en la intimidad del vestuario, lo concretaron donde correspondía: adentro de la cancha. Olimpo fue superior a Gimnasia de Mendoza, le ganó 3-2 en Sarandí y clasificó a los Cuartos de Final de la Copa Argentina.

Tras un comienzo con algunos yerros y desconexiones, síntomas de un equipo que venía golpeado, al Aurinegro le costó armar su juego porque perdía las segundas pelotas. Pero con Belleggia, Tellechea y Mancinelli el bahiense encontró su fórmula para asumir la iniciativa de la tarde. Fueron dos o tres aproximaciones por ese sector que, aun sin generar chances muy claras, sirvieron para soltarse y animarse.

Para el gol, claro, hacía falta algo más. Después de tres derrotas seguidas, después de que en Santa Fe desperfectos en el colectivo obligaran a los jugadores a llegar al estadio en taxi, después de bancarse cuatro horas en el aeropuerto de Bahía, después de caminar unas cuadras por el centro de Buenos Aires para esquivar una manifestación camino a Sarandí; la suerte tiró una para el lado de Olimpo: a los 25 minutos un defensor rival clavó la pelota en el ángulo superior derecho de su arco propio.

Con la tranquilidad del 1-0, y ya con Tellechea en el carril y Belleggia por el centro, el equipo de Sciacqua no se relajó en el gol y le hizo frente a ese partido que debía jugar contra sus propios fantasmas. Porque estas tardes son así: disputas anímicas, con momentos mejores que se deben aprovechar y ratos de duda que se deben combatir. Y Olimpo le puso el pecho a sus miedos con la gambeta de Fornari, la lucidez de Blanco y las combinaciones por derecha ya mencionadas.

Dos asistencias y desequilibrio permanente: Fornari fue de los puntos más altos de Olimpo. Sciacqua lo seguirá viendo desde adentro.

La pulseada pareció ganarla el Aurinegro cuando Troyansky la peinó, Fornari asistió y Tellechea la empujó al gol a los 37 minutos. Pero enseguida Gimnasia descontó tras una pelota parada y avisó que no estaba muerto, y en los primeros minutos del segundo tiempo se repitió la escena: habilitación de Fornari al uruguayo, dos goles de diferencia; pelota quieta en el área de Gabbarini y otra vez las preocupaciones.

A los ocho minutos del segundo tiempo el resultado ya era 3-2. Con mucho tiempo por delante, y aunque los ingresos de Villarruel y Costa no garantizaron la tenencia que hubiera podido llevar el juego lejos de la zona de peligro, el sufrimiento no se justificaba en el desarrollo del juego sino en las tensiones de un pasado cercano y frustrante, que no pudo aplacarse ni siquiera festejando tres veces.

Pero la preocupación no pasó a mayores porque adentro de la cancha Nasuti, con un desgarro todavía fresco que le impedía arriesgar, fue más tiempista que nunca ante su condicionamiento físico. Y Tellechea también aguantó hasta el final. Y Fornari nunca desapareció. Y los laterales siguieron proyectándose con convicción, a pesar de que eso casi cuesta caro cuando Villanueva se quedó presionando arriba y por ese hueco el Lobo se hizo lugar para un remate que rozó el travesaño.

Un gol es poco y por eso la cuota de incertidumbre por el resultado se sintió hasta lo último en cada tribuna del estadio de Arsenal. Pero con el pitazo final y la clasificación en el bolsillo el balance indica que el triunfo fue justo. Y su consecuencia también es un acto de justicia: Olimpo sigue teniendo al DT que quieren sus jugadores, hinchas y dirigentes.

Tom Wichter

(Fotos: Nazarena López Moy.)


SÍNTESIS

OLIMPO (3): Gabbarini; Mancinelli, Nasuti, Cahais, Villanueva; Belleggia, Tellechea, Blanco, Fornari; Troyansky y Depetris. DT: Mario Sciacqua.

Gimnasia (2): Marchiori; Fernández, Mondino, Barbero, Aguirre; Ramírez, Cortizo, Briones, Becerra; Agudiak y Alvarenga. DT: Marcelo Fuentes.

Goles: PT 25′ Mondino en contra (O), 37′ Tellechea y 41′ Ramírez (G). ST 7′  Tellechea (O) y 8′ Cortizo (G).

Cambios en Olimpo: ST 20′ Villarruel x Belleggia, 24′ Costa x Troyansky y 41′ Lentini x Depetris.

Estadio: Julio Humberto Grondona (Arsenal).

Árbitro: Nicolás Lamolina.

Comentarios

comentarios