PINCHAN Y CORTAN

PINCHAN Y CORTAN

Superior en el juego, y con un carácter para revertir el resultado que le agrega valor simbólico, Olimpo le ganó 3-1 a Estudiantes y no solamente respira: festeja un triunfo consecutivo que lo despega de Quilmes y lo acerca al segundo lote de equipos comprometidos en los promedios.

El comienzo ofensivo furioso y el gol visitante inmerecido era una película que ya se había visto en las derrotas contra Vélez y Rafaela. La diferencia es que no fue un rato o un ratito de esos que dejan sabor a poco: el Aurinegro siguió siendo agresivo hasta que consiguió lo que merecía.

Con algunas imperfecciones defensivas para contener a Otero como ocurrió en el gol, es cierto, pero los desbordes de Caballuci en la izquierda y la presión alta de Tellechea fueron lo que verdaderamente le marcaron el ritmo al partido. Por eso, aunque Estudiantes hacía fuerza con su repliegue y la velocidad del colombiano, a nadie le extrañó el empate ni la manera en que se produjo: un golazo que incluyó un desaire de Pizzini, un taco de Troyansky que rompió líneas, la paciencia de Tellechea y una definición de Coniglio como las que se esperan de un 9.

Como también había pasado ante la Crema, el 1-1 fue el origen del único momento de inestabilidad emocional de la noche. Olimpo se cebó. Perdió la calma y por lo tanto no fue inteligente, ni para resolver un contragolpe de cuatro jugadores contra Braña, ni para presionar escalonadamente, ni para mantener el equilibrio en la zona media. La consecuencia fueron tres situaciones de gol en el arco de Gabbarini, la última de ellas con tiro en el palo incluido.

Tras esos diez minutos en los que la suerte hizo lo suyo, el Aurinegro recuperó la armonía y volvió a la fórmula del éxito que conocía: Tellechea recuperó en tres cuartos de cancha, Caballuci intentó asistir, pero una mano se interpuso y el árbitro cobró el penal que Coniglio transformó en el 2-1. El gol fue a los 45 minutos y no solamente sirvió para dar vuelta el resultado, sino que planteó un partido diferente luego del descanso.

Villarruel la esconde, Damonte y Braña no pueden. El doble cinco, otra vez, ganó un duelo clave en el mediocampo.

Ese desafío, el de ver qué propondría el rival y corregir lo que hiciera falta, también fue superado con madurez. Aunque fue una tarea llevó un ratito. El juego aéreo del Pincha complicó a Villarruel y afectó el retroceso de dos carrileros de características ofensivas, acostumbrados a presionar más cerca de Andújar que en campo propio, y por eso a los 19 del segundo tiempo un centro bajo no terminó en gol porque ninguna pierna pudo conectar el centro bajo que cruzó el área de derecha a izquierda.

Sciacqua decidió el ingreso de Jonatan Blanco y un 4-1-4-1 con más centímetros y mejor cobertura de los espacios en campo propio. Esa elección coincidió con el incidente posterior a la salida por lesión de Troyansky: un jugador de Estudiantes no devolvió la pelota y produjo un tumulto en el área que calentó el clima pero enfrió el juego. En ese combo, el del ajuste táctico y el partido enrarecido, Olimpo salió mucho mejor parado.

El equipo devolvió cada centro, recuperó la pelota en el mediocampo, Tellechea casi convierte el tercero (otro palo), los minutos transcurrieron, Villarruel forzó la expulsión de Schunke y dos minutos después de eso el Aurinegro aprovechó ese hueco en el área: Strahman la peinó y Pizzini definió cruzado.

Pero para entender el triunfo vale la pena rebobinar al momento de la roja. La infracción fue cerca de la línea lateral, lejos del círculo central. ¿Qué hacía ahí Villarruel a cinco minutos del final si un rato antes estuvo a punto de dejar la cancha por lesión? Es el ejemplo de algo que vaya uno a saber cómo se llama, pero Olimpo lo tiene.

Tom Wichter

(Fotos: Eugenio Andres.)


SÍNTESIS

OLIMPO (3): Gabbarini; Villanueva, Cabral, Rodríguez, Pantaleone; Pizzini, Villarruel, Tellechea, Caballuci; Troyansky y Coniglio. DT: Mario Sciacqua.

Estudiantes (1): Andújar; Aguirregaray, Schunke, Marchioni, Dubarbier; Sánchez, Braña, Damonte, Solari; Otero y Viatri. DT: Nelson Vivas.

Goles: PT. 8´ Otero (E), 33´Coniglio (O) y 45´ Coniglio (O). ST. 43´ Pizzini (O).

Cambios en Olimpo: ST. 12´Parnisari x Villanueva, 25´ Blanco x Troyansky y 37´Strahman x Coniglio.

Árbitro: Andrés Merlos.

Estadio: Carminatti.

Comentarios

comentarios