OLIMPO 2-1 ARSENAL: UN POCHO DE ILUSIÓN

OLIMPO 2-1 ARSENAL: UN POCHO DE ILUSIÓN

Para quedarse en Primera División se tienen que conjugar varios factores. Esta noche ante Arsenal se dieron los primeros pasos: Olimpo recuperó competitividad, abrió el partido con dos jugadores de la casa y ganó por primera vez en el año.

El equipo de Rondina propuso una línea de cinco defensores para el retroceso y un 3-4-1-2 para que Lucas Wilchez pudiera elaborar juego, y el Aurinegro retrucó con un mediocampo con vértigo en sus carriles que forzó a un desarrollo del juego vertical, sin mucho recorrido por la zona del círculo central.

En ese ida y vuelta los de Bassedas estuvieron un poco más cómodos en el inicio, aunque la chance de gol más clara la tuvo el equipo visitante pero Anchoverri respondió con una volada. En definitiva, fue un primer tiempo parejo, de insinuaciones, en el que de un lado Wilchez estaba muy solo y del otro Vidal supo soltar el carril para desordenar al rival pero fue impreciso en la resolución.

Hasta que una vez la Pulga encontró esa lucidez que le faltaba. Fue a los 44 minutos, cuando un despeje de Anchoverri con la cabeza ante un pase atrás que no era tal o un lateral que se escapó de las manos de Ramírez fueron los mejores ejemplos de los primeros síntomas de nerviosismo. Y fue el momento más lindo de la noche: un hincha con camiseta encontró a otro, también zurdo y de apellido Troyansky. 1-0 y al descanso.

Soluciones de la casa. En su tercer partido de titular, Vidal generó espacios y asistió a Troyansky en el 1-0.

El triunfo tomó forma en el inicio del segundo tiempo cuando el Pocho pifió una pelota y Vila definió de zurda, tal vez un poco mordido también pero con el mejor recurso que tenía a disposición. El 2-0 precedió a otro rato hermoso, en el que Lentini casi convierte el tercero y Olimpo hizo circular la pelota con la tranquilidad del que tiene todas las de ganar.

Pero la primavera duró poco. Tal vez por exceso de confianza, tal vez porque simplemente la realidad del equipo se impuso a la euforia por la ventaja, a los 11 minutos una serie de intentos de Arsenal finalizó con un cierre fallido de Pantaleone y el descuento de Lomónaco. En tres minutos los fantasmas del pasado reciente aterrizaron en el Carminatti: en la jugada siguiente el palo salvó el empate y enseguida Anchoverri fue exigido nuevamente.

Fue necesario que el arquero enfriara el momento adverso acusando un golpe y que Bassedas cambiara el esquema táctico a un 4-2-3-1 que ayudara a cortar los circuitos de juego del equipo de Sarandí. Pasado el susto grande, y a falta de efectividad para concretar algún contragolpe, todo sirvió para aguantar el 2-1: los pulmones de Villarruel, el crecimiento de Llambay, la firmeza de los centrales, la tapada de Anchoverri en tiempo de descuento y hasta los diez minutos que jugó Villanueva antes de su expulsión.

Es que Olimpo, como tiene pocas herramientas, no puede prescindir de ninguna y además debe potenciarlas. Hoy lo hizo: a la actitud de los primeros tres partidos le sumó profundidad ofensiva, soluciones de la casa y tres puntos. Deberán seguir apareciendo virtudes para darle de comer a esta pequeña ilusión.

Tom Wichter

(Fotos: Ayelén Angerami.)


SÍNTESIS

OLIMPO (2): Anchoverri; Ramírez, Ojeda, Cahais, Pantaleone; Vidal, Bellocq, Villarruel, Troyansky; Vila y Lentini. DT: Christian Bassedas.

Arsenal (1): Santillo; Purita, Curado, Monteseirín, Cardozo, Corvalán; González, Drocco, Wilchez; Lomónaco y Chaves. DT: Sergio Rondina.

Goles: PT. 44´Troyansky (O). ST. 1´Vila (O) y 11´Lomónaco (A).

Cambios en Olimpo: ST. 18´Ibáñez x Lentini, 22´Llambay x Troyansky y 38´Villanueva x Ramírez.

Expulsado: ST. 47´Villanueva (O).

Árbitro: Silvio Trucco.

Estadio: Carminatti.

Comentarios

comentarios