OTRA VEZ LA FÓRMULA

OTRA VEZ LA FÓRMULA

Con más para perder que para ganar, como suele ocurrir en este tipo de partidos ante equipos de categorías inferiores, Olimpo avanzó de fase porque hizo la diferencia con la sociedad del momento: centro de Caballuci, gol de Coniglio y 1-0 ante Ferro por los 32avos de Final de la Copa Argentina.

Desde la movilidad de Luján y un minucioso estudio táctico de los movimientos del Aurinegro, el rival logró disputar la posesión de la pelota en la mitad de la cancha y de esa manera emparejar el partido en los primeros 20 minutos.

Hasta ese momento las ofensivas del bahiense se habían limitado a algunas asociaciones por izquierda, que alcanzaron para generar dos pelotas paradas y chances de gol: un tiro de esquina que Pantaleone cabeceó desviado y otro al rato en el que ganó Cabral y salvó el arquero. Cuando el equipo también comenzó a buscar por el lado de Pizzini el dominio fue notorio, y por allí se generaron otras dos oportunidades que Tellechea y Troyansky no pudieron aprovechar.

Esa superioridad necesitó de un empujón más para convertirse en ventaja. En el entretiempo Gaona Lugo reemplazó a Troyansky y, como ya había ocurrido ante Newell´s, con el paraguayo, Pizzini y Caballuci por detrás de Coniglio (4-2-3-1) la ofensiva de Olimpo lastimó rápido: a los dos minutos Pancho buscó el desborde de Caballuci, y una vez más el centro del zurdo fue una asistencia de gol para el 9.

En el segundo tiempo Olimpo perdió la pelota, pero aguantó el 1-0 y pasó de ronda. Caballuci y Coniglio, otra vez centro y gol.

Ferro también había movido piezas en el descanso, en este caso con los ingresos de dos habituales titulares y con trayectoria en Primera División: Affranchino y Castillejos. Esos cambios, con el 0-0 pensados para asustar, se transformaron en los recursos que necesitó el rival para la búsqueda del empate. Y Affranchino manejó la pelota en el medio, así como Castillejos exigió en el juego aéreo, pero fue otro factor el que en buena volcó el juego hacia el área de Gabbarini: la salida de Lucas Villarruel.

Luego de una amarilla por una agresión sin pelota, y ante el temor a la roja, el DT resolvió sacarlo de la cancha a los nueve minutos. Entró Blanco, su reemplazante natural y quien seguramente jugará ante Independiente, pero Jony no solo no logró disimular la ausencia de una pieza clave, sino que ratificó el bajón individual que lo llevó a perder el puesto entre los once iniciales.

Perdido ese eje, la consecuencia fue que Olimpo nunca pudo recuperar la posesión de la pelota. Y eso, aunque la defensa estuviera bien parada y a Ferro no le sobraran ideas, a la larga provoca sustos: un tiro por arriba del travesaño, dos rebotes peligrosos tras tiros de esquina, un tiro libre que hizo volar al arquero y una jugada salvada de Gabbarini en la acción posterior.

Encima cuando Sciacqua se propuso corregir las deficiencias del mediocampo con el ingreso de Pérez Guedes y un 4-1-4-1 que tapara agujeros y ayudara a la circulación del balón, en una jugada aislada Villanueva se torció un tobillo y obligó al 4-4-2 del aguante. Pero el 1-0 se mantuvo, Olimpo pasó de fase y se infló para lo que viene: una semana para preparar tres partidos decisivos.

Tom Wichter

(Fotos: Tomás Allende.)


SÍNTESIS

OLIMPO (1): Gabbarini; Villanueva, Cabral, Rodríguez, Pantaleone; Pizzini, Villarruel, Tellechea, Caballuci; Troyansky y Coniglio. DT: Mario Sciacqua.

Ferro (0): Requena; Izco, Barrios, Canto, Mazur; Vernetti, Torres, Aquino, Ojeda; Luján y Salmerón. DT: Marcelo Broggi.

Gol: ST. 2´Coniglio (O).

Cambios en Olimpo: ST. 0´Gaona Lugo x Troyansky, 9´Blanco x Villarruel y 38´Parnisari x Villanueva.

Árbitro: Ariel Penel.

Estadio: Quilmes.

Comentarios

comentarios