OLIMPO 0-3 COLÓN: ROJO DE BRONCA, NEGRA LA ILUSIÓN

OLIMPO 0-3 COLÓN: ROJO DE BRONCA, NEGRA LA ILUSIÓN

Ni cuando juega mejor, ni cuando juega peor. Siempre en algún momento del partido Olimpo flaquea y por eso, pese a un primer tiempo en el que fue superior a su rival, perdió 0-3 ante Colón en el Carminatti.

Hasta hoy, especialmente de local, cada vez que el equipo de Bassedas había merecido igual o más que el adversario había sido por un espíritu combativo que achicaba la diferencia de jerarquía entre los planteles. Lo del primer tiempo ante el Sabalero también tuvo fundamentos estratégicos: el 4-2-3-1 con Tellechea por el centro sorprendió a Colón y le abrió caminos al Aurinegro.

Vidal y Troyansky en los extremos se potenciaron por las proyecciones de los marcadores de punta, un recurso posible gracias a las trepadas de Leandro Lacunza por el lado derecho que complementaron a las intenciones habituales de Pantaleone por el otro costado. Lo que faltó, tal vez, fue una referencia de área para cuando Vila se retrasaba a conectar juego, aunque ese fue el precio lógico que tuvo que pagar Olimpo para imponer su plan en mitad de cancha.

Aún sin un 9, y pese a que después de la media hora Alan Ruiz encontró espacios para manejar la pelota y emparejar el juego, las chances de gol más claras fueron del local. La primera de Tellechea a los 16 minutos, cuando el equipo imponía su juego en todo sentido. Y las otras dos sobre el final del primer tiempo, cuando el desarrollo desde lo táctico ya era más parejo pero el Aurinegro era pura confianza: Troyansky casi convierte con un tiro al primer palo y Pantaleone filtró un buscapié peligroso a los 45.

García estaba listo para entrar antes del gol. Olimpo no le encontró la vuelta al ingreso de Bastía y terminó perdiendo por goleada.

En el entretiempo Eduardo Domínguez ajustó una tuerca y el plan de Bassedas se trabó. Con Bastía cerca de Fritzler los santafecinos cortaron los circuitos de juego del bahiense y evidenciaron la diferencia de recursos que en la primera parte había sido bien disimulada. ¿De qué manera? Colón tuvo variantes para superar obstáculos, mientras que a Olimpo lo corrieron del eje y no pudo solucionarlo.

El defecto del Aurinegro fue no encontrarle la vuelta al camino al triunfo. Que encima haya sido derrota fue por una cuestión de puntería, efectividad, una pizca de lucidez y, por qué no, algo de suerte. Porque desde los 14 minutos hasta el momento del 0-1 los dos equipos tuvieron sus chances: un tiro alto de Ruiz de un lado, una definición desviada de Villarruel, una réplica del Sabalero y una habilitación de Troyansky a Tellechea que terminó en remate débil. Cara o cruz, la moneda cayó del peor lado en la jugada siguiente cuando Correa enganchó y definió de zurda.

Antes de esa jugada Facundo García ya estaba listo para entrar. Con más combate en el medio y corriendo a Tellechea de la zona de conflicto, la intención era destrabar el nudo defensivo de Colón, pero lógicamente con un gol abajo todo fue más difícil. Y ni hablar cuando Tellechea se acalambró minutos después de que Bassedas gastara su tercer cambio. Y ni hablar cuando la visita volvió a lastimar.

El ingreso de Bastia, el gol, el cambio que no llegó a tiempo, el desgaste físico, la frustración anímica. Gradualmente pero en pocos minutos Olimpo se derrumbó por completo y por eso en los últimos minutos Carranza la fue a buscar adentro del arco dos veces más. El resultado final no reflejó lo que pasó esta tarde pero sí es un resumen de la campaña: en su intento de quedarse en Primera, el Aurinegro está perdiendo por goleada.

Tom Wichter

(Fotos: Ayelén Angerami.)


SÍNTESIS

OLIMPO (0): Carranza; Lacunza, Ramírez, Cahais, Pantaleone; Bellocq, Villarruel; Vidal, Tellechea, Troyansky; y Vila. DT: Christian Bassedas.

Colón (3): Domínguez; Toledo, Conti, Ortiz, Escobar; Fritzler; Guanca, Bernardi, Ruiz, Chancalay; y Correa. DT: Eduardo Domínguez.

Goles: ST. 22´Correa (C), 38´ Correa (C) y 46´ Bernardi (C).

Cambios en Olimpo: ST. 22´Garcia x Troyansky, 23´ Fornari x Vidal y 28´Lentini x Vila.

Árbitro: Darío Herrera.

Estadio: Carminatti.

Comentarios

comentarios