OLIMPO 0-2 HURACÁN: MAREO SCIACQUA

OLIMPO 0-2 HURACÁN: MAREO SCIACQUA

“Si hubiéramos sufrido una derrota como contra Unión, ¿qué argumento iba a tener con el hincha, la prensa, el jugador y todos los que me rodean?”, dijo Mario Sciacqua después de ganarle a Gimnasia de Mendoza. Y hoy, tras sufrir un 0-2 de local ante Huracán, el resultado y las formas parecen haber precipitado su final en Olimpo.

Es que ya son cuatro los partidos seguidos que terminan sin puntos ni goles a favor, y en los que se observan factores anímicos y estratégicos típicos de un proyecto derrotado. Hoy, cambio de dibujo táctico mediante, fuentes cercanas al cuerpo técnico indican que fue el último intento.

No hubo conferencia de prensa y Sciacqua no pudo explicar si la línea de tres defensores, con tendencia a convertirse en cinco, fue la mejor idea que se le ocurrió para proteger a una zaga central que sufre la falta de velocidad de sus titulares y el poco recambio en el banco de suplentes.

Si la propuesta fue esa, el DT lo logró porque durante media hora el Aurinegro neutralizó las intenciones ofensivas del Quemero. Pero la palabra acierto le queda grande, ya que si bien el nuevo dibujo dio resultados defensivos al mismo tiempo atentó contra las chaces de construir juego. Fornari de espaldas al arco no pudo explotar su desborde, Villarruel en el sector izquierdo estuvo incómodo y sin socios, Pantaleone luchó contra su falta de oficio en el mediocampo, y en su quinto partido de titular Depetris no pudo justificar la confianza del entrenador.

Desde el martes ensayó un 3-5-2 al que tuvo que renunciar en el entretiempo. Sciacqua no le encuentra la vuelta y todo indica que se va.

El caso Depetris también evidencia la diferencia de jerarquía individual que terminó torciendo el partido hacia el lado visitante. El 33 llegó a Olimpo sin ritmo de competencia porque en el semestre anterior había jugado pocos minutos en Huracán. Y justamente los de Parque Patricios compraron Coniglio, el anterior goleador del Aurinegro que hoy abrió la noche luego de una habilitación de Ábila, un delantero de trayectoria internacional.

En los ocho partidos jugados, seis del torneo y dos por Copa Argentina, es la quinta vez que Sciacqua decide una sustitución antes del comienzo del segundo tiempo. Hoy fue el ingreso de Vila por Villarruel y el regreso a un 4-4-2 clásico, la prueba irrefutable de que el 3-5-2 ensayado desde el martes no había dado los resultados esperados.

Esa vuelta a la cancha marcó el momento del empuje. Con los jugadores en los roles que mejor conocen, algunas pelotas aéreas y un poco de rebeldía del recién ingresado acercaron al bahiense al empate: Depetris definió mordido en la puerta del área chica, Vila no pudo de zurda desde una posición similar, un centro de Fornari fue despejado con lo justo y Villanueva, el abanderado de la reacción anímica, definió muy alto.

Todo eso fue posible durante 15 minutos, hasta que entró Romero Gamarra y Olimpo volvió a perder la pelota. Un tiro desde afuera del área confirmó la derrota y una reunión con Dagna en el vestuario pareciera ser el final de una etapa. Lo dijo el propio Sciacqua en Sarandí: es una cuestión de argumentos. No los encontró. Y ya no los busca de la misma manera que antes.

Tom Wichter

(Fotos: Ayelén Angerami.)


SÍNTESIS

OLIMPO (0): Gabbarini; Villanueva, Nasuti, Cahais; Blanco; Mancinelli, Tellechea, Villarruel, Pantaleone; Fornari y Depetris. DT: Mario Sciacqua.

Huracán (2): Diaz; Chimino, Salcedo, Nervo, Villalba; Pussetto, Calello, Toranzo, González; Ábila y Coniglio. DT: Gustavo Alfaro.

Goles: PT. 32´Coniglio (H). ST. 33´Bogado (H).

Cambios en Olimpo: ST. 0´Vila x Villarruel, 13´Lentini x Depetris y 21´Costa x Mancinelli.

Árbitro: Fernando Espinoza.

Estadio: Carminatti.

Comentarios

comentarios