«Nunca logré que el equipo encontrara equilibrio emocional»

«Nunca logré que el equipo encontrara equilibrio emocional»

Triste pero entero para hablar, con los ojos vidriosos y la voz quebrada en algunos momentos de la entrevista, el técnico Marcelo Broggi respondió a las preguntas de Aurinegro Web luego del primer entrenamiento de la semana. 

Sentimientos, balances, decisiones, fútbol, hinchas, dirigencia y más reflexiones del DT mientras el descenso al Federal A todavía está fresco.


-¿Cómo se encara una semana de trabajo como ésta? Por lo pronto  se pudo ver que empezó con algunas libertades: algunos entrenaron y otros se quedaron en el vestuario.

-Algunos están golpeados físicamente y otros desde lo mental. Tratamos de hacer algún juego para distender un poco la cabeza, pero también tuvimos una charla profunda sobre el partido con Quilmes. Tenemos que ir a ganar por nosotros, por respeto a la institución y los hinchas que nos despidieron con mucho reconocimiento después de una derrota como la del otro día. Quilmes se juega todo pero nosotros tenemos que terminar de pie. No podemos ser los pelotudos de la fiesta.

-¿Qué balance hacés de estos meses tuyos al frente del equipo?

-El equipo mejoró pero no alcanzó. Y por supuesto que hubo falencias. Nunca logré que el equipo encontrara equilibrio emocional. En cada partido estuvimos bien pero solo por momentos, en el primer tiempo o en el segundo, y así no sirve. Además, desde lo defensivo, somos el equipo más goleado del torneo.

-Dijiste varias veces en estas fechas que el plantel era corto. Pero además de tener pocos jugadores, terminaste utilizando a pocos de los que tenías. ¿Sentiste que algunos juveniles no estaban preparados para una situación tan delicada?

-Puede ser, pero no son excusas. Siempre ponemos el burro por delante y la responsabilidad es nuestra. Con muchos chicos trabajamos fundamentos y tal vez el trabajo tendría que haberse enfocado en otros detalles. Nos faltó inteligencia deportiva y emocional.

-Y a algunos experimentados no los pudiste aprovechar: Iberbia era de los pocos con trayectoria en Primera, un referente del plantel, y no lo pudiste usar en todo el semestre. 

-Tampoco tuvimos a Cattaneo más allá de que se recuperó en estas semanas y estuvo en el banco. Fueron una pérdida grande porque son dos muchachos de experiencia. Los reemplazamos con las mejores armas posibles, a los chicos que les tocó lo hicieron bien, pero tal vez hubo momentos en que sintieron la presión. No tener jugadores experimentados en esta clase de partidos es dar ventaja.

El DT y un mensaje para la dirigencia: «Ya hay que estar trabajando.»

-En los últimos partidos Díaz jugó de 2, Llambay de 3, Lazo de 4, Lacunza de 8… ¿Sentiste que cada pequeña solución que encontrabas era mejor no tocarla, aunque varios terminaran jugando en puestos a los que no estaban tan acostumbrados?

-En un plantel que terminó siendo corto en algunos puestos tuvimos que improvisar jugadores por lesiones. Y siempre lo hice pensando en quién estaba mejor. Desgraciadamente no pudimos recuperar futbolísticamente a Graciani y por eso sostuvimos el mismo equipo en estas fechas. El Tano es un jugador de experiencia y jerarquía que el equipo necesitaba, pero los futbolistas también tienen problemas personales como cualquier otro, no son máquinas. 

-El dolor y la bronca van a estar, ¿pero sentís que a la larga este plantel va a terminar esta etapa con cierta paz, sabiendo que hizo todo lo posible con lo que había?

-Yo hago mi autocrítica y cada uno debe haber la suya. Esta mancha no te la saca nadie, es una realidad, pero esto sigue y a los chicos que les toque quedarse van a tener que pelear y tratar de que Olimpo vuelva a su lugar. 

-¿Esperabas los aplausos que hubo al final del partido con Independiente Rivadavia?

-Fue impresionante. Mi mayor bronca es por el club y por el hincha que se brindó en cada partido. Me sentí muy a gusto en Bahía y me siento en deuda con toda esa gente que nos despidió con aplausos. Y por supuesto también con esta Comisión Directiva que confió en este cuerpo técnico.

-¿Hablaste con algún dirigente sobre lo que viene?

-Un dirigente me llamó para avisarme que ya vamos a hablar. Entiendo que los dirigentes también son hinchas y deben estar digiriendo esta situación, pero acá no se puede mezclar el hincha con el dirigente. Se tienen que arreglar entre ellos si tienen algún quilombo y ponerse a pensar en mantener la estructura, ir mirando a los rivales del Federal A para conocer la categoría… Ya hay que estar trabajando, no hay margen para lamentos cuando asumís ciertas responsabilidades.

Tom Wichter

Comentarios

comentarios