Lo que falta y lo que “suena”

Lo que falta y lo que “suena”

Uruguayos, colombianos, acuerdos de palabra, viajes y firmas inminentes. El mercado de pases es complejo y la prensa no suele tener vocación esclarecedora. Pero aun si no hay muchas novedades, los comentarios y las consultas son tan recurrentes que cada tanto hay que repasar la situación.

Para cerrar su plantel, a Olimpo le faltan jugadores de mitad de cancha hacia arriba: dos mediocampistas ofensivos y dos o tres delanteros. Aquí, el repaso de varios apellidos.

Maximiliano Núñez: Priorizó otras ofertas y después de mucho tiempo de espera, fue descartado por el cuerpo técnico.

Rosales, el que más cerca está.

Rosales, el que más cerca está. Para conocer los otros refuerzos, paciencia…

Paulo Rosales: Su llegada está acordada de palabra desde hace una semana. Pero, como el propio Perazzo dijo, hasta que no se integre al grupo no cuenta.

José Valencia: Es un delantero colombiano que juega en la liga de Estados Unidos y por el que se negocia hace varias semanas. Por respeto a la fuente de información no se había publicado su apellido, pero la negociación ya es reconocida por cuerpo técnico y dirigentes.

Lucas Villafañez: Enganche de 21 años que Perazzo conoce de Selecciones Juveniles, y que el cuerpo técnico considera en caso de que no prospere lo de Rosales. No seguirá en Independiente y, además del Aurinegro, lo pretende Antonio Mohamed para Huracán.

César Carranza y Joaquín Boghossián: Dos delanteros que fueron simplemente ofrecidos a la dirigencia o el cuerpo técnico, y forman parte de una lista más extensa que Perazzo prefiere que no se conozca públicamente para no entorpecer las gestiones.

Carranza es un delantero por afuera, zurdo, de último paso por Belgrano y mencionado muy posiblemente como refuerzo de Ferro. Boghossián es un centrodelantero uruguayo de 1,97 metros que jugó en Newell´s en la temporada 2009-10 y después deambuló por Bélgica, Uruguay y Austria. Además de Olimpo, el lungo fue ofrecido en varios equipos de Primera División.

Los casos de Carranza y Boghossián se mencionan simplemente como ejemplos de apellidos que, por más que trasciendan, no significa que sus arribos sean inminentes. Sergio Araujo también formó parte de esta lista hace pocas horas, pero ayer se convirtió en jugador de Tigre, y así hay más de 20 apellidos y seguramente seguirán apareciendo.

Así funciona el mercado de pases para todos los equipos. Pero a veces, mientras más se mencionan apellidos, menos se informa a los hinchas. Así que, una vez más… ¡Paciencia!

Comentarios

comentarios