La sala de prensa tiene nombre: Julio Escamilla


Jugador de sóftbol y béisbol. Entrenador. Administrativo. Vendedor de entradas. Coordinador. Jefe de prensa. ¿Qué le faltaba hacer a Julio Escamilla en Olimpo? Inmortalizarse. Por eso, después de 31 años de trabajo en el Aurinegro, la sala de prensa del estadio fue bautizada con su nombre.

Ocurrió el viernes a la noche en un homenaje sorpresa para el agasajado, organizado por la Comisión Directiva y en el que no faltó nadie: dirigentes, empleados, cuerpo técnico, ex jugadores, referentes del plantel profesional de fútbol, periodistas y, por supuesto, la familia Escamilla.

Alfredo Dagna (presidente), Osvaldo Massetti (tesorero) y Cristian Villanueva (capitán del plantel profesional de fútbol) fueron los disertantes de un breve acto que se desarrolló en la sala de prensa del Carminatti. Pero las sorpresas para Julio siguieron: picada mediante, en el quincho del estadio Escamilla recibió regalos de todo tipo.

La noche se cerró con una foto grupal de todos los que participaron del evento. La misma se realizó en el gimnasio Atilio Fruet, una obra que después de tres años de trabajo está a punto de convertirse en realidad y cuya inauguración está prevista para el mes que viene.

Comentarios

comentarios