INSTITUTO 4-0 OLIMPO: PASOS ATRÁS

INSTITUTO 4-0 OLIMPO: PASOS ATRÁS

Otra vez los regalos al rival. Olimpo perdió por tercera vez en el año y con un denominador común: un primer tiempo en el que otorgó muchas ventajas y que terminó en un duro 0-4 ante Instituto en Córdoba.

El equipo de Broggi no pudo hacerle fuerza a un 4-2-3-1 cordobés en el que Vegetti peinó cada pelota larga, Klimowicz fue desequilibrante y Castelli se mostró atrevido en el extremo derecho. Los delanteros locales hicieron lo suyo y eso no es achacable solamente a los defensores, sino también de un mediocampo que desde el primer minuto perdió la batalla en el círculo central. Ni combate, ni juego, ni segundas pelotas.

Lo que sí es responsabilidad de la última línea, específicamente de los zagueros, fueron fallas individuales que desbordaron el sistema defensivo. Primero fue una pifia de Sánchez en una jugada que terminó con un remate desviado. Y después, en una zona de la cancha más sensible, una pelota que Orozco no pudo cubrir y terminó en penal. 0-1 a los 12 minutos.

Otra semejanza de esta caída, al igual que ante Arsenal y Defensores de Belgrano, fue el impacto anímico negativo que provocó el gol. Esta vez no hubo capacidad de reacción. Y a los problemas iniciales se le sumaron otros: pelotas que se escapaban por abajo de la suela, pases desconectados, y un tiro de esquina a favor que casi termina en gol en contra después de un contragolpe. Era tal la descompensación colectiva que en esa jugada Vidal terminó en posición de líbero. 

Perdió en el medio, falló atrás y no reaccionó. La peor faceta de Olimpo terminó en una goleada dura.

Así fueron los minutos previos al rato más duro de la noche. A los 22 Klimowicz convirtió el segundo, también en una contra y con la ayuda de un mal pique que descolocó la volada de Holgado, y a los 24 un zurdazo de Vegetti liquidó el resultado cuando todavía quedaban disputar más de dos tercios de partido.

El ingreso de Díaz por De Iriondo, quien durante la semana había sufrido algunas molestias físicas, fue una señal de que el cuerpo técnico ya estaba pensando más en la fecha que viene que en revertir la goleada. Lo mismo ocurrió más tarde con Orozco, algo golpeado en el muslo izquierdo, autor de otro penal que derivó en el 0-4 y sustituido tras una infracción en la que Carreras obvió amonestarlo. Esa amarilla hubiera sido la quinta que lo marginaba del partido contra Temperley.

El 4-3-1-2 del segundo tiempo no hizo cosquillas, ni con Vega de enganche ni cuando Vidal ocupó esa posición ante el ingreso de Áxel Rodríguez por Llambay. Y cuando parecía que nada peor podía ocurrir la noche se despidió con otros dos cachetazos: el ingresado Rodríguez fue expulsado por golpear a un adversario y Belleggia sufrió una lesión en la rodilla derecha que podría ser de larga duración.

Al triunfo más lindo le siguió la derrota más fea y esa es la síntesis de una irregularidad exacerbada en estos dos partidos, pero que no es nueva. Es la marca registrada de un plantel que desde el año pasado baja su rendimiento tras grandes conquistas, y que ante los golpes ya demostró que puede sacar pecho. Los números indican que este Olimpo de dos caras no alcanza para quedarse en la B Nacional. Quedan seis partidos, un cuarto de temporada, para buscar la consolidación de lo bueno.

Tom Wichter

(Fotos: Jonathan Pompas.)


SÍNTESIS

Instituto (4): Arce; Watson; Aguero: López; Endrizzi; Navarro; Antonio; Castelli, Klimowicz, Braida; y Vegetti. DT: Diego Cagna.

OLIMPO (0): Holgado; Lazo, Orozco, Sánchez, Ferreyra; Graciani, De Iriondo, Vega, Llambay; Vidal y Gallegos. DT: Marcelo Broggi.

Goles: PT. 13´Vegetti (I), 22´Klimowicz y 24´Vegetti. ST 5′ Vegetti.

Cambios en Olimpo: ST. 0´Díaz x De Iriondo., 15´Rodríguez x Llambay y 29´Belleggia x Orozco.

Expulsado: ST. 41´Rodríguez (O).

Árbitro: José Carreras.

Estadio: Juan Domingo Perón.

Comentarios

comentarios