Hermosa cerró la campaña y dijo…

Hermosa cerró la campaña y dijo…

Los sinsabores de la campaña, internas anteriores a su candidatura, sus puntos de encuentro con Altieri, su fórmula para recuperar socios. Carlos Hermosa, postulado a presidente por la agrupación oficialista Primero Olimpo, fue entrevistado por Aurinegro Web a horas de las elecciones en Olimpo.


-Faltan horas para las elecciones. ¿Cuál es tu balance de la campaña en líneas generales?

-El balance de la campaña no es positivo. Todos los involucrados somos personas que tenemos nuestras empresas, nuestros estudios, y se desperdiciaron mucho tiempo y energías. Sin soberbia ni pedantería: hace un mes que trabajo pensando en que soy el presidente, porque no puedo esperar al viernes para ver qué haría. Por eso me involucré en la pretemporada, en saber qué necesidades tienen las disciplinas… Pero mucho de ese tiempo lo gasté en malos momentos, en una campaña a la que no le encuentro sentido.

-¿Por qué ocurre eso?

-Pasa en el país: las campañas pasaron a estar por encima de las gestiones. Los políticos terminan una campaña y ya piensan en las próximas elecciones. Si no estoy de acuerdo en que pase a nivel país, imagínate que mucho menos me va a gustar si me afecta a mí en particular.

-Mucho de lo que estuvo en debate estos días se relaciona con internas y denuncias de la elección pasada. ¿De qué manera te tocan a vos que todo eso lo viviste un poco más desde afuera?

-Me sorprendió la aparición de Vidili, pero tengo claro que no es contra mí. No tengo ningún problema con él, ni el conmigo. Cuando era vicepresidente compartimos mesas de café y siempre tuvo la colaboración de mi empresa sin haber cobrado un peso, como ocurre ahora. Lo que me incomoda es la hipocresía de la gente que está enfrentada con Alfredo (Dagna) y me dice “Carlos, quedate tranquilo que no es con vos, sabemos que sos un buen tipo”. No hace falta que me toques el hombro y me despegues de la situación: si elegí a alguien como vicepresidente y lo atacás, me estás atacando a mí. Es así, más allá de que esto pasó hace tiempo y Alfredo sabe defenderse solo.

-¿Y sobre las agresiones que recibiste vos estos meses?

-No manejo redes sociales por una cuestión de salud mental, pero me entero de todo y me sorprendió el nivel de agresividad. Me destrozó gente que ni siquiera me conoce, personas que cuando yo sufría por Olimpo le ponían la camisetita, lo llevaban a la cancha y le decían que no se alejara del alambrado para que no se perdieran. Tengo que exponerme al “Olimpometro” con pibes de la edad de mi hija, o que tuvieron el privilegio de nacer con Olimpo en Primera.

-¿Estamos en el pico máximo de agresiones? Ayer Primero Olimpo salió a responder sobre estos temas desde sus cuentas oficiales.

-Lo que pasa es que cuando te atacan tanto… Estos meses hubo mucha producción detrás. Armar esos memes y videos no es de improvisados. Atrás de esa producción estuvo Identidad Aurinegra, yo caí en la volteada y espero que algún día me pidan disculpas. Me parece triste que gente grande y profesional le dedique tanto tiempo a ensuciar una campaña.

Pese a las diferencias, Hermosa elogió a Altieri: “Quiere canalizar bien sus energías para trabajar y es muy hincha de Olimpo.” 

Aurinegro Web entrevistó a Altieri la semana pasada y nos mencionó que en la charla que tuvieron hubo diferencias lógicas, pero también puntos de encuentro. ¿Cuáles?

-En que Olimpo debería tener más socios, obviamente, 20 mil si fuera posible. Pero no se pueden prometer 10 mil dentro de seis meses o 15 mil en un año. ¿Por qué no se hizo hasta ahora? Lo está reclamando un candidato a presidente y uno a vicepresidente que fueron parte de esto. ¿Cuándo estaban ellos no sabían cómo hacerlo y ahora sí? Hay que ser responsables con las declaraciones y no ser demagogo.

-¿Cuál es tu propuesta en ese sentido?

-Vamos a tratar de cambiar paradigmas. No existe más en el mundo eso de hacer socios simplemente dejando entrar gratis a la cancha de fútbol. Hay que dar beneficios, demostrar que ser socio es más barato que no serlo. Todavía no puedo sentarme con empresas en rol de presidente, pero ya hay dos estaciones de servicio que van a hacerle descuento a los socios y con dos cargas de nafta por mes la cuota ya va a estar cubierta. Estamos viendo ese y otros detalles en los que ser socio de Olimpo favorezca en otros órdenes de la vida, más allá de entrar o no gratis a la cancha. Día del Socio o no es lo de menos, hay mil formas más profundas de solucionar el problema.

-Te devuelvo a la charla con Altieri: en la entrevista y en la misma Asamblea él destacó que la primera charla que tuvieron fue amena, amable. Entre eso y los puntos de encuentro, ¿pensás que algún día pueden trabajar juntos?

-Si soy presidente, él ve y yo le demuestro que trabajo en serio, seguramente se va a acercar para hablar conmigo. Es un tipo que quiere canalizar bien sus energías para trabajar y es muy hincha de de Olimpo. Me consta eso pero solo de Mauro, no de los que están al lado porque uno de los vicepresidentes bajó de la sede de Olimpo para hacerse socio de San Lorenzo. Lo ví, no me lo contó nadie, 17 de abril de 2013 y socio 39965, mirá si lo tendré memorizado.

-¿Y el resto de la oposición?

-No podría juntarme con todos los socios que no me voten, pero tendría que buscar la manera de hacerlo con los referentes. Para saber por qué no lo hicieron, qué piensan, qué se puede mejorar. Tal vez en algunas cosas tengan razón y lo puedo mejorar con ellos de mi lado, que eso siempre es bueno.

-¿Un mensaje final para los socios de Olimpo?

-Que se queden tranquilos, que no necesito a Olimpo para trascender de ninguna manera y no voy a hacer nada a propósito que perjudique al club. Tengo una vida tranquila, feliz y trabajo todo el día. Estoy acá por vocación, porque creo que se pueden hacer las cosas bien y que el club puede crecer. En mi empresa sé lo que hay que hacer y cómo. El mundo del fútbol tiene otras variables que transitaré de a poco, no es tan fácil, pero la teoría, el lirismo y el idealismo sirven para la tribuna y nada más, las realidades son otras. Yo me dedico a hacer y soy un buen tipo.

Tom Wichter

Comentarios

comentarios