GIMNASIA (J) 1-1 OLIMPO: UN PUNTO DE PARTIDA

GIMNASIA (J) 1-1 OLIMPO: UN PUNTO DE PARTIDA

Por juego y resultado estuvo cerca de ganarlo. Pero en un rato de desconcierto Olimpo no pudo sostener la ventaja y Gimnasia consiguió un empate de sabores ambiguos: el equipo de Broggi recuperó solidez y sumó su segundo punto de visitante, aunque en la tabla de promedios perdió dos puntos ante un rival directo.

Desde la postura inicial quedó claro que el Aurinegro no iba a ser ese equipo que en las últimas dos fechas  flaqueó en el primer tiempo y resignó buena parte de sus chances. Esta vez en el inicio logró lastimar con Graciani por derecha, aguantó pelotas arriba con Gallegos y cuando encontró a Vidal fue una amenaza al local.

Fueron cinco minutos en los que el bahiense se acercó tres veces al arco jujeño. Pero luego de ese inicio el Lobo pudo imponer su juego en campo del Aurinegro: aprovechó con criterio el ancho del campo de juego, sus delanteros ganaron los duelos individuales ante Orozco y Sánchez, y a los de Broggi no les quedó otra que replegarse y resignarse a que sus delanteros quedaran aislados.

La tormenta se pasó después de una volada de Holgado y un tiro en el travesaño, en ambos casos tras centros bien despejados pero sin hombres que pelearan los rebotes. Pero De Iriondo se hizo fuerte, Vega logró distribuir y sin tanto aviso, sin precisar de las decenas de oportunidades de gol de partidos anteriores, Olimpo festejó a los 42 minutos en una pelota que parecía que se iba pero Vidal nunca dio por perdida. El mérito fue de la Pulga, el cabezazo fue de Gallegos y la explosión fue amarilla y negra: 1-0.

 

Vidal llegó a una pelota que parecía imposible y Gallegos convirtió su primer gol en Olimpo. Gimnasia empató y la alegría no fue completa.

 

Gimnasia sintió el golpe del gol, intentó cambios bruscos con dos modificaciones en el entretiempo, pero entre los nervios de los suyos y la entereza del bahiense no logró inquietar a Holgado. La zaga central se afirmó, Llambay fue salida clara por izquierda y la pelota fue más amarilla y negra que jujeña. Al Aurinegro le faltó el último eslabón: encontrar espacios para el contragolpe que liquidara el partido.

La gran chance de la tarde la tuvo Gallegos en una jugada preparada pero su cabezazo pegó en el palo. Y tras esa oportunidad desperdiciada se estropearon todos los planes. El desencadenante fue el tercer cambio local, cuando Morales Santos decidió que un delantero ingresara por un defensor central.  El Lobo se jugó su última ficha y le salió, porque en ese ratito en el que la defensa no se puso de acuerdo en quién debía tomar a Bailone el área se llenó de centros. En uno de tantos, tras una serie de rebotes desfavorables,  Córdoba convirtió el 1-1.

Quedaba medio tiempo por delante y Olimpo, además de empezar de cero, debía afrontar el desafío de no dejarse doblar anímicamente por la mala noticia. Sufrió un rato de imprecisiones y dudas, pero con el correr de los minutos fue inteligente para reordenarse y para aprovechar los espacios de un rival que debía afrontar lo que quedaba del partido con una formación muy ofensiva.

Así lo entendió Broggi y por eso los cambios intentaron refrescar la delantera y ver si era posible recuperar la ventaja. Pero en los minutos finales no hubo claridad para atacar en ninguna de las áreas. El empate fue inevitable. Y jugadores y cuerpo técnico de Olimpo, aunque recuperaron solidez y competitividad, se volverán a Bahía con más lamentos que conformismo.

Tom Wichter

Fotos: Andrés Milstein.


 

SINTESIS

Gimnasia (1): De Giorgi; Ferreyra, Sánchez, Nazario, Sanabria; Morales, Frezzotti, Muñoz; Freire; Córdoba y Martiñones. DT: Carlos Morales Santos.

OLIMPO (1): Holgado; Lazo, Orozco, Sánchez, Ferreyra; Graciani, De Iriondo, Vega, Llambay; Vidal y Gallegos. DT: Marcelo Broggi.

Goles PT. 42´ Gallegos (O). ST. 23` Córdoba (GJ).

Cambios en Olimpo: ST. 35´ Rodríguez x Gallegos. 39´ Argüello x Vidal. 42´ Belleggia x Graciani.

Árbitro: Leandro Rey Hilfer.

Estadio: 23 de Agosto (Jujuy).

Comentarios

comentarios