Gaona Lugo: “Me voy a casa feliz todos los días”

Gaona Lugo: “Me voy a casa feliz todos los días”

Ambulancia, quirófano, muletas, camilla, bicicleta, fortalecimiento muscular, entrenamientos sin pelota, Reserva… Desde aquella mañana de dolor en julio hasta el regreso del sábado pasado ante Aldosivi pasaron nueve meses y monedas en los que Gabriel Gaona Lugo hizo de todo menos lo que más le gusta: ayudar a Olimpo adentro de una cancha.

Por eso las últimas horas para el delantero son las más felices en mucho tiempo. “Lo que pasó el sábado lo venía soñando, se dio todo redondo este fin de semana”, sintetizó el delantero sobre su regreso a la competencia luego de una fractura de tibia.

El paraguayo volvió a ponerse la camiseta de Olimpo el 23 de abril en Paraná. Ese día la Reserva le ganó 2-1 a Patronato y él jugó apenas un tiempo en el que, lógicamente, poco pudo aportar al equipo de Juan Barbas. “Desde ese día hasta hoy me siento mucho mejor”, contó Gaona Lugo. Y hay pruebas de ello: una semana después volvió a ser titular en Reserva, esta vez jugó algunos minutos más, y de tiro libre convirtió el primer gol del 2-0 ante Rafaela.

Gaona Lugo convirtió dos goles en tres partidos en Reserva. El sábado casi grita otro en el Carminatti. ¡Bienvenido, Gaby!

De todas formas todavía no estaba listo para volver y la idea del cuerpo técnico era que sumara un partido más en la Reserva. Cambio de planes: ese partido ante Arsenal nunca se jugó y dos días antes del partido con Aldosivi, charla mediante entre el jugador y Sciacqua, Gaby apareció en una lista de 18 convocados que le garantizaba un lugar en el banco de suplentes.

El sábado pasado a los 30 minutos del segundo tiempo, en un momento de incertidumbre para el equipo, Gaona Lugo reemplazó a Troyansky. En su primera intervención robó un lateral en zona defensiva. La segunda que tocó fue adentro del área chica, luego de un error del arquero, y no fue gol porque un defensor lo trabó justo. En el segundo desborde que el marcador de punta le pellizcó al lateral nació el 2-0 de Caballuci.

“¿Qué contás más: los goles, los minutos, los desbordes?”, le preguntó Aurinegro Web dos días después, consumado el 3-2 ante Aldosivi, esta vez en Teléfonos y con un festejo suyo. “Todo. Con la lesión la pasé muy mal, y estar adentro de una cancha ya es muy positivo. Me voy a casa feliz todos los días”, respondió. Y no es para menos: estos nueve meses para Gaby fueron un parto.

Tom Wichter

(Fotos: Eugenio Andres.)

Comentarios

comentarios