Forestello dijo…

Forestello dijo…

La justicia del resultado, la diferencia entre el primer tiempo y el segundo, el planteo inicial, los cambios, el gol de Cubero, la modificación del esquema, los partidos que quedan, la pretemporada y la proyección hacia el final del torneo. Luego del 0-3 el técnico Rubén Forestello respondió a las preguntas de Aurinegro Web y otros medios acreditados en el estadio de Vélez.


“Vélez ganó bien. En el primer tiempo no nos pudimos acomodar nunca al partido, más allá de que tuvimos esa situación de David (Depetris) en el palo. Y en el segundo nos dolió el gol, nos acomodamos con los cambios y casi lo empatamos, pero a partir del 2-0 nos desorganizamos.”

“El partido lo pensamos bien. No hubo sobresaltos en el primer tiempo aunque estuvimos demasiado atrás, me hubiera gustado jugar un poco más adelante para estar más cerca de los delanteros y ser profundos, pero no se dio. Quisimos adelantarnos en el segundo pero nos convirtieron un gol de pelota parada y a partir de eso cualquier equipo aumenta sus posibilidades emocionales y convierte sus inseguridades en cosas positivas.”

“En el primer tiempo controlamos, cuidamos energía y casi tuvimos la eficacia que habíamos tenido contra Lanús. Si vamos palo y palo los 90 minutos tenemos dificultades, pero si pensamos los partidos podemos tener posibilidades. Esa es nuestra realidad.”

“Decidí el cambio de Villarruel porque veía que estábamos perdiendo las segundas pelotas y nos habían generado dos tiros de esquina. Lo íbamos a controlar pero por esas cosas del fútbol, mientras nos organizábamos el cambio, no tuvimos tiempo y llegó el gol.”

“El gol de Cubero era la marca de Pantaleone y creo que hasta le roza la pelota a él. Estaba trabajado y preparado. Hace diez años que dirijo y sé que Cubero pica al primer palo, y además lo tenemos a Nasuti que fue compañero suyo. Pero bueno, a veces también es virtud del rival.”

Jugada estudiada. “Hace diez años que dirijo y sé que Cubero pica al primer palo”, se lamentó el DT en referencia al 0-1.

“Evidentemente Bellocq iba a terminar expulsado, y además Villarruel había levantado al lado suyo. Así que teníamos un cinco que sobraba, lo corrimos a Tellechea de interno que es una posición que conoce, tratamos de potenciarnos arriba con Troyansky y pusimos a Fornari por derecha para incomodar a Cufre. Lo hicimos unos minutos, hasta el segundo gol.”

“A veces el rival te gana, te controla el balón y no te deja jugar. En el segundo tiempo lo intentamos más, pasa que estuvimos imprecisos y nos convirtieron. Y después del segundo gol nos desordenamos y no terminamos el partido como hubiéramos querido.”

“Tenemos que jugar a lo que la realidad nos permite. Depetris viene de un desgarro, Vila también, y trabajo en recuperarlos para tenerlos para 15 o 20 minutos. Los necesitamos de otra forma, pero es la realidad y tenemos que ajustarnos a eso.”

“Todo Bahía Blanca necesita que volvamos a ganar de local y ya estamos en eso, mirando para adelante. Tenemos que estar tranquilos, pensar en que tenemos que sumar puntos contra Chacarita y después contra Patronato, y ponerle toda la expectativa y la esperanza al trabajo que hagamos en enero durante la pretemporada.”

“De visitante se puede perder y de los cinco partidos que dirigí fueron cuatro fuera de Bahía. Sacamos un punto en Defensa y Justicia, le ganamos a Lanús, empatamos contra un rival duro como Godoy Cruz que está para pelear entre los mejores cinco del fútbol argentino, y hoy perdimos. Hacía tres partidos que no perdíamos. Venímos trabajando bien, mejoramos.” 

“Faltan 17 partidos y no está solamente Vélez en la pelea. Estamos a dos o cuatro puntos de los que están arriba, a lo mejor pronto salimos, pero si pretendemos salir hoy de esa zona sería una mentira: eso va a pasar de acá a seis o siete partidos y vamos a estar peleando hasta la última fecha, esa es la realidad. Hace cinco años que dirijo por el mismo objetivo y nada me va a cambiar ese termómetro.” 

(Cubrió: Tom Wichter. Fotos: Daniel Petenyov.)

Comentarios

comentarios