Elecciones en Olimpo: Malet tiró la primera piedra

Elecciones en Olimpo: Malet tiró la primera piedra

A fin de año se terminará el mandato de la Comisión Directiva y habrá renovación de autoridades en el Club Olimpo. En ese sentido, en las últimas horas apareció la primera manifestación pública de una persona con intenciones de sumarse a la vida política del Aurinegro: José Luis Malet.

Malet cumplió 67 años en febrero, se define como militante radical desde joven, se recibió de abogado en Buenos Aires y cuando regresó a Bahía Blanca inició su carrera en la dirigencia deportiva. Primero en Olimpo y después en la Liga del Sur, institución en la que ejerció la presidencia durante quince años en dos etapas diferentes: de 1993 a 2003 y de 2008 a 2011.

¿Cuál es su propuesta? ¿Con quiénes? ¿De qué manera? ¿Cómo ve al club? ¿Qué piensa de la dirigencia actual? Aurinegro Web entrevistó a la primera persona que se refirió públicamente a la posibilidad de una alternativa en la conducción del club.


-¿Quién es José Luis Malet y cuál es su vínculo con Olimpo?

-Nací el 8 de febrero de 1950. Soy de Olimpo desde que nací, lo heredé de mi padre, y jugué las divisiones Menores en el club. El día que hubiera debutado en la Reserva mi papá me compró el pasaje a Buenos Aires para que me fuera a estudiar allá. Volví a Bahía Blanca a fines de 1983, en el 87 fui nombrado consejero de Olimpo en la Liga del Sur, y en marzo de 1993 fui elegido presidente de la Liga del Sur. Ese cargo lo ocupé durante dos etapas a lo largo de 15 años. Fui representante del Consejo Federal, asambleísta en el Comité Ejecutivo de AFA, y con las idas y vueltas de la vida siempre estuve cerca del club, especialmente en las épocas de Migliorini y Ledo.

-Desde hace unos días se transformó en la cara visible de un grupo de personas que quiere trabajar en el club. ¿Quiénes son?

-No quiero incomodar dando nombres. Hay que ir de a poco, recién estamos en mayo y la renovación de autoridades es en octubre o noviembre. Hace un tiempo que nos venimos juntando pero con muy bajo perfil porque no queremos perturbar ni al club, ni a los dirigentes, ni la situación de Olimpo en Primera División.

-¿Entonces por qué la aparición pública de esta alternativa?

-La aparición pública ocurre ahora porque, no sabemos cómo, trascendió que nos estamos reuniendo. Me llamaron de una FM, y también me pasaron una grabación de otra emisora que expresa algunos aciertos sobre el tema pero en algunos conceptos tiene desaciertos notorios. Nuestra idea era que esto siguiera públicamente en letargo hasta que finalizara el torneo y se adelantó por alguna cuestión de la vorágine periodística, pero hay que afrontar que salió a la luz y nos vamos a seguir juntando con reserva.

-¿Cuál es la propuesta en líneas generales?

-Entendemos que es posible una renovación. Pero renovar no quiere decir enfrentar. Al club le falta trabajo en equipo y eso es lo que pretendo junto con un montón de amigos, algunos dirigentes y otros ex dirigentes.

-¿Qué los llevó a juntarse?

-Entendemos que con el tiempo las dirigencias se gastan, y siempre es bueno renovarse. Porque el club es inalterable y los que envejecemos somos los hombres. Nos parece un buen momento para una renovación, no solo de personas sino de formas de trabajo. Lo fundamental es trabajar en equipo, que el club no dependa de una sola persona sino de un grupo que tome decisiones. Es un “grito a voces” que la Comisión Directiva no está funcionando y al club lo maneja Alfredo Dagna de manera unipersonal, dedicándole muchísimas horas por día.

-¿Por qué cree que eso ocurre?

Elecciones a fin de año. “Que nadie se asuste que no queremos dar vuelta el club”, dijo Malet.

-No quiero menoscabar a nadie porque a mí no me consta y los motivos no los conozco. Puede ser desidia del resto de los dirigentes, o una personalidad demasiado fuerte del presidente, o una mezcla de esos dos extremos.

-Lo de las dirigencias personalistas en Olimpo no es algo nuevo…

-A Ledo le fue bien hasta que pasó lo que pasó, y entiendo que también le fue bastante bien a Alfredo Dagna porque el equipo está en Primera y el resto de las actividades funcionan bien en líneas generales. Pero mi opinión es que no es positivo ser un dirigente deportivo con una impronta muy fuerte que anule a los demás. Igual que nadie se asuste que no queremos dar vuelta el club, pero creemos que hay procedimientos que deben cambiar.

-¿La propuesta incluiría la participación de Alfredo Dagna en la CD? ¿Hubo charlas con él?

-Si bien Dagna expresó públicamente que no quiere ser presidente del club, hay gente que dice todo lo contrario. Hay que preguntarle a él cuál es su intención y ver si podemos compatibilizar. No tengo ningún problema en charlar sobre Olimpo, hasta me parece necesario. Por el tema que sea, y más allá de Alfredo, hay que sentarse a hablar. En el terreno institucional deportivo no creo en los enfrentamientos, salvo que haya cosas graves que uno desconozca.

-¿Y al resto de la Comisión Directiva actual?

-Hay algunos dirigentes de la actual CD que van a ser invitados a sumarse porque entendemos que son gente respetable y que algunas formas de su trabajo se lleva mejor con nosotros. Y algunos no querrán seguir y dejar la actividad dirigencial deportiva, eso depende de cada caso.

-¿Usted pretende encabezar esta lista?

-Como grupo no tenemos decidido si voy a ser yo u otra persona el candidato a presidente. Así fuera yo, no voy a ejercerlo de manera unitaria, lo mío es trabajar en equipo. Lo mamé de chico, de mi participación política y posteriormente en la dirigencia deportiva.

-¿Cuál es el diagnóstico que hacen del club? 

-Es difícil desde la calle hacer un diagnóstico de las entrañas del club. Es fundamental rescatar lo positivo, que hay muchas cosas. La actual Comisión Directiva supo mantener al club en Primera División, más allá de que estemos caminando por la frontera. Y desde lo institucional la evolución del club en los últimos 15 o 20 años es tremenda desde todo punto de vista. Desde lo edilicio, lo dirigencial… El lunes jugamos contra Estudiantes que lo dirige Nelson Vivas, uno de los mejores 4 que tuvo Olimpo en los regionales, y cuando vea al club seguramente se va a asombrar.

-Usted era dirigente en ese momento, en una etapa del club muy diferente a la actual. ¿Cómo observa y cómo cree que podría hacerle frente a este fútbol hiper profesionalizado?

-Somos personas grandes, que venimos de escribir a máquina con la Olivetti Léxicon. Es una realidad. Es un desafío para el dirigente actualizarse permanentemente. ¿Quién se iba a imaginar que Olimpo iba a alquilar el viejo Hotel City como pensión para sus juveniles? Hoy queda chico y hay que mejorarlo.

-¿Dos o tres cuestiones puntuales que crea que haya que corregir en la dirección del club?

-Hay que incentivar el ingenio, establecer relaciones sólidas con empresas de Bahía Blanca y buscar apoyos de otra naturaleza para tratar de tener un mejor equipo. Alfredo (Dagna) siempre machaca que si fuera por la cantidad de socios Olimpo no podría jugar en Primera División. Es un desafío nuestro tratar de buscar la sponsorización que se necesita para mantenerse. Se lo decía siempre a Jorge Ledo: “Poné un buen equipo en la cancha y la gente lo va a ver”. Que haya más socios termina siendo una consecuencia. También hay que revisar el funcionamiento del fútbol menor del club porque la venta de jugadores propios es el producto, o bien buscar jugadores jóvenes como se hizo con Cerutti, Furch y algunos otros.

-En las últimas asambleas se vienen expresando disidencias con la CD, algunas como las que usted expresa y otras más profundas. ¿Esta lista que se está gestando surge como respuesta a eso, o es independiente de esas manifestaciones?

-Hubo una confrontación a partir del básquet, que yo sepa no tuvo que ver con el fútbol, y no quiero entrar en ese terreno pero me parece que fueron enfrentamientos personales. Con esa gente que está tan enfrentada con Alfredo también nos podemos sentar a charlar y rescatar lo positivo. Lo más importante es sumar voluntades, no restar. Invito a todos los olimpienses que quieran trabajar por el club a que se sumen. Desde la posición que fuese, todos somos importantes y no hay que perder la esencia del diálogo.

-La última, a ver si se anima a dar un pronóstico: ¿En estas reuniones proyectan para fin de año un club en Primera?

-Por supuesto, hay total confianza en que el equipo se va a quedar en Primera. Hay que pelearla, no solamente ahora sino también en el próximo campeonato. Pero primero hay que pasar estas siete finales, después la dirigencia se sentará con Sciacqua, y habrá que traer tres o cuatro jugadores que se pongan la camiseta y salgan a jugar al día siguiente. Habrá que gastar algunos pesos más, que no sé si están o de dónde se los podrá sacar, pero es elemental.

Tom Wichter

Comentarios

comentarios