El adiós de Tellechea: “Es una forma de colaborar con el club”

El adiós de Tellechea: “Es una forma de colaborar con el club”

Titular indiscutido, referente del plantel, en los últimos partidos capitán y símbolo de una lucha que hace un año le dio una gran alegría a Olimpo pero que esta vez no alcanzó. Después de dos temporadas, y tras un rápido acuerdo con la dirigencia, Emiliano Tellechea se despidió del club y fue entrevistado por Aurinegro Web.


-El martes no entrenaste con tus compañeros y un rato después tu contrato ya estaba rescindido. ¿Cómo fueron esas horas? ¿Qué pasó? ¿Cómo surgió la idea de interrumpir el vínculo?

-Hasta el martes que me junté con la dirigencia no había nada charlado. Y lo que se habló prefiero que quede ahí, pero sí puedo afirmar que desde las dos partes llegamos a un acuerdo sin ningún problema. Ellos buscaron lo mejor para el club que comandan y les agradezco que me reconocieron todo lo que intenté dar.

-¿Por qué estuviste de acuerdo?

-Es una forma de colaborar con el club. Intenté darlo todo adentro de la cancha, pero ya no hay mucho por hacer desde lo deportivo y la manera en que se podía ayudar era desde lo económico. También era importante terminar en buenos términos porque nunca se sabe cuáles son las vueltas del fútbol y tal vez en un futuro pueda volver.

-¿Cuál es tu balance deportivo de estos dos años en Olimpo?

-Me llevo muchas cosas buenas. Si jugué tanto, y con tantos entrenadores diferentes, es porque no hice las cosas tan mal. El primer semestre me costó la adaptación, no es fácil llegar a un club nuevo y volver al fútbol argentino que es tan competitivo. El ritmo en Ecuador no era el mismo que acá. Después de eso muy bien, me sentí importante para el equipo y logramos el objetivo. Este torneo en lo personal creo que mi rendimiento fue parejo, pero lamentablemente no pudimos cumplir el objetivo y me hago responsable porque fui uno de los jugadores más grandes del plantel.

Dos temporadas de Tellechea en Olimpo. Cumplió con creces: 51 partidos, todos de titular, y convirtió ocho goles. 

-¿Fue difícil “bancarse” este torneo?

-Fue muy estresante. Tanto el año pasado, que terminó bien pero con un gran cansancio mental, y este ciclo en el que no pudimos. Creo que para el hincha también lo fue. No es fácil venir a la cancha e irse triste y enojado. Cuando no gano no salgo de casa, no me puedo dormir, lo vivo de esa manera. Este semestre fue jodido.

-¿Cómo te está tratando la despedida?

-Cuesta despedirse. Fijate que ya rescindí pero ahora igual estoy en el club charlando con vos, y tal vez vuelva mañana. En lo personal la pasé muy bien. Cuando me tocó jugar, cuando no me tocó, o cuando caminaba por la calle siempre me trataron con mucho respeto. La gente me reconoció mi trabajo y eso es importante porque no se consigue en todos lados. Además hice un montón de amigos y a veces la vida no es solamente lo deportivo: prefiero que digan que soy un burro jugando y no que soy una mala persona. Me voy contento por haber transmitido algo y por el lugar que conocí, y al mismo tiempo triste por no haber mantenido la categoría.

-¿Te llegaron repercusiones de los hinchas a partir de tu salida?

-Me llegaron. No soy de mirar mucho porque no sé con qué te podes encontrar en las redes sociales y a veces podes pasar un mal momento, pero vi que hay mucho agradecimiento y es mutuo. Me quedo tranquilo porque no me voy huyendo como una rata, puse la cara prácticamente hasta el final. Di el máximo y pido perdón. El fútbol da vueltas y por ahí nos vuelve a encontrar.

-Es la segunda vez que hablas de un potencial regreso.

-Me tocó volver a lugares en los que me trataron bien. Tal vez esto sirva para descansar la cabeza, tomar fuerza y volver al club con la misma relación. El fútbol nos va a volver a cruzar, como rivales o jugando otra vez en Olimpo, y de mi lado siempre va a haber respeto y agradecimiento.

Nazareno Montecchia

(Fotos: Ayelén Angerami.)

Comentarios

comentarios