Dagna: «Si voy a ser escuchado con respeto, me acercaré al club»

Dagna: «Si voy a ser escuchado con respeto, me acercaré al club»

Una charla, intercambio de ideas e intenciones de trabajar en conjunto después de dos años de relación tirante. Tras la calentura del domingo el presidente Mauro Altieri se declaró a favor de unir fuerzas con la dirigencia anterior y el ex presidente Alfredo Dagna le contó a Aurinegro Web su perspectiva sobre lo ocurrido en las últimas horas.

«Altieri me pidió que colabore en este momento de Olimpo que necesita de todos. Si hay acuerdo para que yo aconseje, si voy a ser escuchado con respeto, me acercaré al club. Y si no seguiré como estoy, desde afuera y sin molestar a nadie», expresó el directivo que estuvo al frente del Aurinegro entre 2010 y 2017. Así Dagna reconoció la voluntad de unir fuerzas aunque puso alguna reserva: «Le dije que sí en los términos que le expresé cada vez que hablamos: que dijera la verdad sobre nuestra gestión. La campaña electoral de Identidad Aurinegra fue basada en el desprestigio a la Comisión Directiva anterior. Pudimos habernos equivocado como cualquiera, pero se puso en duda nuestra honestidad y eso lo que tienen que salir a aclarar.»

Al respecto, más allá de la entrevista detallada que le brindó a La Nueva, Altieri completó su postura ante Aurinegro Web y se manifestó específicamente sobre la condición que puso Dagna: «Nuestras diferencias fueron y son políticas y de gestión, pero eso no implica que haya puesto en duda su honestidad porque no soy yo quien lo determina. Si estuviera probado que actuó con dolo jamas aceptaría la colaboración que ofreció como socio, inclusive sería anti estatutario», aclaró.

«Mi único objetivo es que Olimpo mantenga la categoría y se proteja la institución, aun a riesgo de cualquier análisis simplista que pudiera hacerse sobre mi persona», continuó Altieri, consciente de que algunos socios y parte de la Comisión Directiva que lidera tal vez no esté de acuerdo con esta decisión política, pero convencido de que es lo que pide esta coyuntura delicada: «Una vez más puse a Olimpo delante de cualquier persona, incluso de mí mismo», cerró.

Más allá de ese ida y vuelta, Alfredo Dagna se refirió a diversos temas vinculados a la institución y los sucesos de las últimas horas:

-¿Por qué aceptaste este acercamiento?

-Me parece que un momento como éste amerita que todo el mundo colabore, no solamente yo sino otras personas que vivenciaron situaciones como estas. Sería una catástrofe descender al Federal A, una tragedia, lo peor que le puede pasar al club. Oimpo tiene que quedarse sí o sí en el Nacional B.

-Integrantes de la CD se manifestaron convencidos de que fuiste el autor intelectual del mal arbitraje de Comesaña. ¿Cómo se lima esa aspereza?

-Eso fue una enorme estupidez producto de la impotencia y la calentura de haber perdido un partido. Como dirigente también viví momentos como esos en los que en vez de pensar uno sale disparando para cualquier lado. Ni pongo los árbitros, ni les digo qué tienen que hacer.

-¿Qué tipo de ayuda creés que podés brindar?

-Tengo un largo camino recorrido en el fútbol, en la AFA y contactos de diferente tipo. Viví situaciones en los que puedo aportar mi experiencia. Pero las decisiones seguirán siendo de la CD porque para eso lo votaron los socios. No puedo aportar más que algún consejo respetuoso.

-Desde esa experiencia en AFA y el fútbol, ¿qué entendés que pasó el domingo adentro de la cancha?

-Por supuesto que este tipo dirigió mal y que se equivocó mucho contra Olimpo, y es lógico estar calientes con el árbitro. Lo que pasa es que cuando se pelea el descenso la pelota pesa, más en un plantel joven como el que tenemos, y y hay que tratar de no meterlos en este clima que los predispone mal con el árbitro. El jugador tiene que entrar a la cancha y que cuando mire al dirigente se le transmita tranquilidad.

-Es que los antecedentes de Comesaña son bastante públicos en el ambiente del fútbol. La preocupación por lo que pudiera pasar el domingo era previa al partido y no solamente dirigencial.

-Pero si te ponen un árbitro que pensás que no es bueno hay que tener capacidad para reaccionar antes. Se debe tener presencia fuerte en AFA y estar encima de las designaciones, como están todos los clubes. Olimpo por sí mismo tiene un respeto ganado y hay que estar alerta, nada más. El fútbol es para vivos y este tipo de desbordes no llevan a nada.

-El domingo a la noche la dirigencia también se refirió a las cuentas embargadas por conflictos judiciales con Antonio Castaño y Pascual Blanco Ilari, vicepresidente y abogado vinculados a tu gestión.

-Se mezcló todo. Eso son temas que deberán resolver con ellos, pero si un juez da lugar a un embargo es porque el que lo pide tiene razón. Después podemos analizar si era el momento o la forma, eso es muy discutible. Estos reclamos no empezaron el domingo sino el año pasado, pero en un momento de hipersensibilidad cualquier contingencia negativa se magnifica y se metió todo en la misma bolsa. Hoy nos tenemos que ocupar de otros temas.

-¿En estos meses perdiste tu antigüedad de socio?

-No perdí ninguna antigüedad. Envié una nota al club en la que se aclararon determinadas cosas y tengo abonado un año por adelantado. Si alguien piensa instalar ese fantasma desde el punto de vista electoral, aclaro que no voy a volver al club como candidato a presidente. Se lo prometí a mi familia y a mi empresa. Puedo ayudar y apoyar, nada más. Fue un honor haber sido presidente durante siete años pero recibí un mensaje de cambio de parte de los socios y sé perfectamente que lo mejor que le puede pasar a Olimpo es que siga apareciendo gente joven con ganas de hacer cosas buenas. Lo único que exijo es respeto por todos los años que le brindé al club.

Tom Wichter

Comentarios

comentarios