• 11·08·2017 11:52
  • |
  • AMISTOSO
  • |
  • Comentario/s

COLÓN-OLIMPO: UNA DERROTA Y UN EMPATE

COLÓN-OLIMPO: UNA DERROTA Y UN EMPATE

Cancha embarrada, un solo partido, poco tiempo, cansancio acumulado. En un amistoso de características diferentes a lo que se suele observar en la pretemporada, dos formaciones de Olimpo enfrentaron a Colón: en los primeros 35 minutos los titulares perdieron 1-2, y en el segundo tiempo los suplentes empataron 0-0.

Ante una formación del Sabalero que mezcló suplentes y juveniles, para el inicio el técnico Mario Sciacqua decidió jugar con el mismo 4-1-4-1 y los mismos protagonistas que el sábado ante Patronato. Es decir: Gabbarini; Villanueva, Nasuti, Cahais, Silva Torrejón; Villarruel; Mancinelli, Tellechea, Blanco, Caballuci; y Vila.

En relación al partido del miércoles el Aurinegro repartió la iniciativa, posiblemente protegido por una propuesta que incluyó muchas piernas en la mitad de la cancha. Además, las condiciones de la cancha tras la lluvia de anoche no ayudaron a que cada equipo pudiera desplegar su juego con comodidad, a tal punto que las primeras aproximaciones ocurrieron por piques traicioneros, resbalones o errores de control de uno u otro lado.

En ese contexto los de Sciacqua se hicieron fuertes desde la presión de Tellechea, la pausa de Blanco y una sociedad entre Caballuci y Vila que se encontró dos veces: una fue el 1-0 a los 21 minutos tras un buscapié del zurdo que encontró el delantero, y la otra unos minutos después tras un centro que el ex Gimnasia definió por encima del travesaño.

Nasuti se tira en el barro del predio de Colón. El 4-1-4-1 acomodó a Olimpo, pero el local lo dio vuelta en dos jugadas.

Mezcla de cansancio y descoordinación, seguramente también por mérito de Cachete Morales; en dos jugadas el local logró lastimar por el sector derecho de la defensa bahiense y dio vuelta el resultado a los 24 y 27 minutos. Olimpo casi responde al ratito con otra chance por izquierda, que inició Blanco, continuó Silva Torrejón y no pudo cabecear al gol Mancinelli porque un defensor despejó en la línea del arco.

Tal como estaba previsto, en el segundo tiempo Sciacqua cambió a los once jugadores. Sin Michael Covea por una contractura, en esos 35 minutos el equipo formó con: Anchoverri; Rosales, Ojeda, Lacunza, Llambay; Fornari, Herranz, Belleggia, López; Troyansky y Rodríguez.

El rival no hizo tantos cambios. Mantuvo a Jonathan Galván, Adrián Bastía, Marcelo Estigarribia y Diego Morales; y a partir del oficio de sus individualidades pudo controlar los intentos bahienses. Igual, desde la firmeza de sus centrales y las intenciones de Fornari y López por los extremos, con el correr de los minutos el partido se jugó más cerca del arco de Colón.

Un cabezazo de Troyansky, un zurdazo de Fornari y un centro de López que casi se mete en el segundo palo fueron las oportunidades más claras para convertir lo que hubiera sido un pequeño triunfo de los suplentes y un empate en el global. Pero esa etapa se cerró sin goles y por eso, tras un partido más parecido a un entrenamiento que un amistoso, Olimpo se vuelve a Bahía con aquello que buscó esta mañana: un poco más de fútbol encima.

Tom Wichter

Comentarios

comentarios