Champagne: “Con Olimpo siempre es un hasta luego”

Champagne: “Con Olimpo siempre es un hasta luego”

“Mañana se resuelve lo mio y ahí charlamos”, fue su argumento para postergar su entrevista con Aurinegro Web. Al otro día la decisión ya estaba tomada y por eso Nereo Champagne respondió sobre su nuevo préstamo a Leganés tras unos días de pretemporada en Bahía.

Mientras disfrutaba “los últimos minutos en casa” como él mismo definió a este breve paso por Olimpo, y tras saludar al último empleado del club que se cruzó en su camino a la calle, Nereo contó los motivos y sus sensaciones de esta nueva despedida.


-¿Cómo la pasaste entrenando en Olimpo aunque sea unos días?

-Más que compañeros tengo amigos acá, y la verdad que disfruté muchísimo esta semana. El vestuario siempre se extraña. Volver a casa por lo menos por una semana hace bien, lo pasé bárbaro. Y con Mario (Sciacqua) me encontré un grupo de trabajo impresionante. Por algo se obtuvieron los resultados.

-¿Por qué otra vez a Leganés? 

-La oferta me convenció porque es una nueva chance de volver a Europa y en club con un cuerpo técnico que conozco. Se dónde voy, saben lo que puedo dar, y que a Olimpo le genere un dinero también es un factor importante. Además necesitaba tomar una decisión rápida por Mario y el club, que tenían que planificar en base a mi situación.

-¿Siempre estuvo claro que había que tomar una decisión lo más rápida posible?

-Con la verdad se llega a todos lados. Siempre soy consciente y agradecido de que Olimpo en su momento confió en mí. Hoy también: al club le convenía que yo aceptara y así fue. Tengo mucho que agradecerle a Alfredo (Dagna) y a Mario porque, si bien soy jugador de Olimpo, ellos no me cortan esta posibilidad de emigrar.

– ¿Cómo fue tu primer paso en España?

-Muy positivo. Llegué y era un desconocido, pero pude hacerme un nombre y eso es lo que me permite que hoy vuelvan a confiar en mí para ayudar a cumplir los objetivos de Leganés. Desde lo futbolístico y desde lo humano pude demostrar lo que podía aportar.

Nunca se fue del todo: Nereo, en el Carminatti, en el 2-2 ante Boca por la anteúltima fecha del torneo pasado. El arquero vuelve a Leganés.

-¿Leganés te hizo acordar a Olimpo?

-Es muy parecido. No son los clubes más grandes del país, pero tienen vestuarios con mucha humildad, compañeros bárbaros y cuerpo técnico, médico, utilería y dirigencias comprometidas; con mucho amor hacia el club. La gente en Bahía y en Leganés siempre apoya al equipo sabiendo lo que se juega. Es un ambiente muy parecido y por eso allá me adapté muy rápido.

-El resultado también fue el mismo: los dos se quedaron en Primera.

-Acostumbrado a pelear una, este año estuve pendiente de dos salvaciones (risas). A la distancia lo sufrí muchísimo. Fui parte de este proceso, de los anteriores y acá tengo amigos más que compañeros. No hablo solo de los jugadores: utileros, cuerpo médico, Sarti… Siento que todos son mis amigos. Lo sufrí mirando los partidos de madrugada y festejé la salvación de Olimpo como si no me hubiera ido.

-¿Te sentiste parte a la distancia? Sabemos que siempre algún llamado o mensajito tuyo llegaba al plantel.

-Desde donde podía trataba de aportar lo mío, con mi opinión o apoyando porque es mi manera de ser y así lo sentía. No uso redes sociales y no lo hago público, pero sí estuve pendiente de mis compañeros con un mensaje o un llamado. Quería estar presente porque me sentía parte y así me lo hicieron sentir. Cuando fui a verlos contra Ferro, además de mis compañeros, Mario y su cuerpo técnico me integraron y por eso me sentí parte de esta salvación.

-¿Pudiste disfrutar el cariño de los hinchas aunque hayas estado apenas unos días?

-Esta semana me crucé a muchos hinchas y todos fueron mensajes positivos. Por eso a través de ustedes quiero agradecerle a la gente el apoyo de siempre. El cariño de la gente no se puede comprar y eso me llega muchísimo. Lo mejor que me llevo es la amistad de mucha gente del club y el cariño de los hinchas de Bahía y la zona.

-¿Adiós o hasta luego?

-Con Olimpo siempre es un hasta luego. Este es el club que yo quiero, es mi casa y siempre voy a volver. Veremos si será como jugador, como hincha… No sé, pero nunca es un adiós.

Gonzalo Peralta

(Fotos: Eugenio Andres.)

Comentarios

comentarios