BROWN 3-0 OLIMPO: A LOS GOLPES

BROWN 3-0 OLIMPO: A LOS GOLPES

Se devaluó, pero no es el peso. Está verde, pero no es el dólar. Se trata de Olimpo, que otra vez pagó cara su adaptación a la B Nacional y sufrió una goleada en su primer partido de visitante: 0-3 ante Brown en Adrogué.

Los primeros diez minutos, de presión alta y juego directo, evidenciaron una superioridad técnica que casi se convierte en gol cuando un centro de Fornari fue desperdiciado por un zurdazo de Belleggia. Era el partido ideal, el que habrá imaginado Bonjour en su planificación, pero no se pudo sostener en la práctica: en el primer desacople defensivo el local estuvo cerca de festejar, el segundo agujero terminó en córner y allí se originó el 0-1.

Esos errores en el fondo, tanto en la cobertura de espacios como en la pelota parada, fueron el comienzo de la derrota. Lo siguió el mediocampo, en el que Fornari rápidamente perdió el criterio, Ibáñez fue bien marcado y Lefiñir, varias veces predispuesto para la salida limpia, no fue escuchado por una defensa que prefirió el pelotazo.

En ese contexto, desventajoso para los delanteros, igual hubo chances para empatar pero Argüello falló dos veces: a los 21 remató mordido y a los 25 ganó en el choque con los defensores locales, pero tras la fricción perdió de vista la pelota en el área chica y la jugada se diluyó. No se impuso tras un buen arranque ni aprovechó sus chances cuando el rendimiento había caído, y a partir de ahí el Aurinegro se metió en un pozo psicológico del que no pudo salir.

Agarrones por triplicado. Los pibes de Olimpo todavía no se acostumbraron al nivel de roce típico de la categoría.

En esa depresión el equipo bahiense cometió varios pecados de juventud al mismo tiempo: fue inocente para las faltas, endeble para el choque, lento para pasar rápido la pelota e indefenso para las injusticias arbitrales, como la clara infracción a Belleggia (Olivares le ganó la posición sujetándolo de la cintura) que no fue cobrada y derivó en el 0-2 a los 41 minutos.

Ibáñez y Fornari, los de mayor responsabilidad para la elaboración, estaban completamente peleados con el partido y eran candidatos a salir en el entretiempo. Pero la lesión de Lefiñir, golpeado en la rodilla en la última jugada del primer tiempo, cambió  los planes. En lugar de Vega y Vidal, Lazo ingresó para ayudar en la contención y el DT optó por Graciani, un carrilero clásico que la Pulga que facilitó el cambio de esquema: 3-4-1-2 con Belleggia de enganche y Llambay unos metros más adelante.

Lazo anduvo, Ibáñez mejoró, Graciani trabajó de área a área y la línea de tres defensores no sufrió. Las modificaciones le devolvieron competitividad a Olimpo pero, con las dificultades lógicas de los dos goles de desventaja, fueron insuficientes para una búsqueda clara del gol.

Los intentos, cada vez más tibios con el correr de los minutos, se enfriaron del todo cuando Martín Ferreyra fue expulsado por una infracción fuerte y a destiempo. Un rato después la consecuencia fue el tercer gol. Y ya en el vestuario, con la derrota consumada, los jugadores se ducharon con un baño de realidad: la B Nacional es más áspera y compleja de lo que muchos imaginaban.

Tom Wichter

(Fotos: Emiliano Lescano.)


SÍNTESIS

Brown (3): Ríos; Zaragoza, Boggino, Ortíz, Liporace; Olivares, Silva, Lamas, Stegman; Guille y Garate. DT: Pablo Vicó.

OLIMPO (0): Viola; Lacunza, Orozco, Ferreyra, Llambay; Belleggia, Lefiñir, Ibáñez, Fornari; Rodríguez y Argüello. DT: Darío Bonjour.

Goles: PT. 12´Stegman (B) y 41´Guille (B). ST. 48´Resquín (B).

Cambios en Olimpo: ST. 0´Lazo x Lefiñir, 0´Graciani x Fornari y 25´Vega x Belleggia.

Expulsado: ST. 36´Ferreyra (O).

Árbitro: Lucas Novelli.

Estadio: Lorenzo Arandilla.

Comentarios

comentarios