BALDAZO DE CREMA FRÍA

BALDAZO DE CREMA FRÍA

Derrotas de las que duelen mucho. Olimpo no pudo controlar sus emociones, ni en los momentos favorables ni en los desfavorables, y pese a la expulsión de un rival en el primer tiempo perdió 1-2 ante Rafaela en el Carminatti.

En el único momento en que el Aurinegro fue superior, inclusive desde lo mental, fue en los primeros 15 minutos. Simplemente por convicción, y aprovechando las dudas e imprecisiones santafecinas, el equipo generó cuatro chances de gol: al minuto lo tuvo Caballuci, al rato Pizzini desvió su cabezazo, en un contragolpe Troyansky definió desviado y a los 12 no pudo Pancho pese a que el arquero Hoyos había quedado fuera de la jugada.

El dominio era notorio, pero como sus argumentos eran emocionales y no estratégicos el Celeste pudo emparejarlo simplemente enfriando el trámite en cada lateral, saque de arco o jugador caído. Ante esa primera contingencia Olimpo sufrió un gol parecido al de hace dos semanas ante Vélez: fuera de contexto, tras una pelota larga al sector derecho de la defensa y un duelo individual que se perdió en el área.

Iban 26 minutos, el 0-1 era inexplicable para lo que pasaba en la cancha, pero la reacción llegó rápido y por partida doble: el empate de Rodríguez a los 33 y la roja de Paredes a los 35. ¿Qué más se podía pedir? Era cuestión de solucionar un par de lunares en las pelotas cruzadas y aprovechar con tranquilidad los espacios lógicos de un equipo que debía buscar el triunfo con más urgencia y menos recursos.

La reacción al 0-1 fue rápida, pero el empate de Carlos Rodríguez no sirvió para que Olimpo se acomodara en el partido.

La prioridad era manejar la pelota y normalizar el partido. Si la electricidad del primer tiempo no lo permitía, y hasta fue necesario que Gabbarini atajara un penal a los 42 minutos, al menos debía ocurrir en el entretiempo. Lamentablemente no pasó nunca. Hubo posesión, pero en ese intento de bajar un cambio el bahiense se nubló, y a partir de un error de Blanco el rival lastimó en un contragolpe a los diez minutos.

Inmediatamente después del 1-2 el técnico Mario Sciacqua intentó lo mismo que Patronato la fecha pasada cuando se sintió derrotado en su plan: apostar por el juego aéreo. Primero entró Strahman y la última ficha fue Coniglio. En el medio entró Pérez Guedes por Blanco. ¿Estuvieron bien o mal implementados los cambios? Ese juicio es secundario cuando se observa el banco de suplentes: los dos centrodelanteros eran las únicas opciones ofensivas a disposición del DT.

El local dominó la pelota, el territorio y tuvo chances de empatar en algún tumulto. Pero la lucidez que faltó tras el 1-1 y después del penal tampoco estuvo cuando la situación fue realmente adversa. Así, Gudiño y Díaz siguieron complicando a la defensa mientras que en el otro área llovieron centros desesperados que simplificaron la tarea del rival.

Además de que había puntos importantes en juego, Olimpo perdió la posibilidad de normalizar un rumbo que entre buenas y malas hace tres partidos recibe fuertes sacudidas de incertidumbre. Lo que alarma es que esa regularidad se seguirá buscando a la par de partidos importantes: el domingo ante Arsenal y dentro de dos semanas con Aldosivi en el Carminatti.

Tom Wichter

(Foto: Eugenio Andres.)


SÍNTESIS

OLIMPO (1): Gabbarini; Sacks, Cabral, Rodríguez, Villanueva; Tellechea, Blanco, Villarruel, Caballuci; Pizzini y Troyansky. DT: Mario Sciacqua.

Atlético de Rafaela (2): Hoyos; Carniello, Paredes, Campi, Abero; Gudiño, Pittinari, Romero, Martino; Luna; y Díaz. DT: Juan Manuel Llop.

Goles: PT. 26´Luna (R) y 33´Rodríguez (O). ST. 10´Gudiño (R).

Expulsado: PT. 35´Paredes (R).

Cambios en Olimpo: ST. 12´Strahman x Sacks, 21´Pérez Guedes x Blanco y 27´Coniglio x Troyansky.

Árbitro: Ariel Penel.

Estadio: Carminatti.

Comentarios

comentarios