ARGENTINOS 1-0 OLIMPO: UN POCO MÁS BICHOS

ARGENTINOS 1-0 OLIMPO: UN POCO MÁS BICHOS

No alcanzó para sumar, y tampoco hubieran sido significantes uno o tres puntos. Pero Olimpo le hizo frente a Argentinos, tuvo chances claras para empatar y pese al 0-1 regresa a Bahía Blanca con el consuelo de que este viaje a Capital Federal sirvió de algo.

Fue derrota porque en los primeros minutos el Aurinegro fue el mismo de los últimos partidos: igual que ante Banfield y San Martín, por tercera fecha consecutiva recibió un golpe desde temprano, esta vez por una pelota que nadie fue a buscar y le quedó a Pisculichi servida en la medialuna. El zurdo, especialista en media distancia, remató cruzado y festejó bajo la lluvia.

Además del gol y otras dos chances claras para el local, el dominio del Bicho se hizo evidente en otras facetas del juego. A pesar de incluir a Depetris y Troyansky juntos entre los titulares, el DT insistió con el 4-2-3-1 y los extremos con perfil cambiado, una táctica que desde el primer tiempo contra Colón hasta hoy los rivales conocieron y lograron contrarrestar sin dificultades.

Sin sorpresa y con pocos recursos, en esos primeros minutos así como en el semestre, el Aurinegro encontró una salida a partir de la rebeldía de Depetris para aguantar algunas pelotas de espaldas y las ganas de Ibáñez para pedir la pelota y distribuir juego. A esa dupla le faltó un socio: Vidal no se encontraba, Tellechea cuando decidía mal y Troyansky no se acomodaba al carril izquierdo. Pero en el segundo tiempo todo eso finalmente encastró para abrir un camino y que Olimpo volviera a sorprender con una estrategia: palo por palo, ida y vuelta, ataque por ataque.

Olimpo propuso un ida y vuelta en el que se sintió cómodo. No alcanzó para convertir de visitante por primera vez en 2018.

En esa vorágine los dos arcos temblaron bastante. Entre el minuto 10 y 14 de la segunda etapa directamente no hubo respiro: Tellechea remató desviado tras sacarse de encima a dos rivales, en la jugada siguiente estuvo cerca Barrios, enseguida Vidal remató de lejos y un desvío casi lo ayuda, Depetris también tuvo la suya, Carranza atajó un par, la Pulga insistió con un rebote pero definió mordido.

El mediocampo era una autopista sin tránsito. Mancinelli y Llambay, carrileros de oficio y perfilados para el desborde, ingresaron al mismo tiempo para profundizar esa tendencia. La exposición al contragolpe fue grande, especialmente cuando Cabrera entró para encarar a Rosales en el sector izquierdo de la defensa, pero el bahiense no renunció a la fórmula que lo acercó como nunca a convertir fuera del Carminatti.

Llambay definió débil, Mancinelli se encontró con el pecho del arquero en tiempo de descuento, y por eso Olimpo se quedó con las ganas de festejar su primer gol de visitante en 2018. Al final, una distracción inicial pudo más que una estrategia que funcionó durante un tiempo entero. Pero como el resultado ya no importa, lo que queda es el funcionamiento. Y esta noche en La Paternal hubo algo que funcionó.

Tom Wichter


SÍNTESIS

Argentinos (1): Chaves; Sandoval, Saiz, Bojanich, K. Mac Allister; Machín, Montero; González, Pisculichi, Batallini; y Barrios. DT: Alfredo Berti.

OLIMPO (0): Carranza; Lacunza, Ramírez, Herranz, Rosales; García, Ibáñez; Vidal, Tellechea, Troyansky; y Depetris. DT: Christian Bassedas.

Goles: PT. 8´Pisculichi (A).

Cambios en Olimpo: ST. 21´Mancinelli x Vidal, 21´Llambay x Troyansky y 36´Covea x García.

Árbitro: Pablo Dóvalo.

Estadio: Diego Armando Maradona.

Comentarios

comentarios