• 19·03·2017 13:38
  • |
  • RESERVA
  • |
  • Comentario/s

Anchoverri, Caballuci y un empate

Anchoverri, Caballuci y un empate

Con la participación de Sebastián Anchoverri en el arco y la recuperación definitiva de Rodrigo Caballuci luego de una lesión muscular, hace un rato en Teléfonos la Reserva de Olimpo empató 1-1 ante Banfield.

Además de ellos dos fue titular Malerba en reemplazo de Herranz, a la noche suplente en el partido principal. Sin otros cambios en relación al equipo que ganó en Santa Fe, los titulares fueron: Anchoverri; Ullmann, Malerba, Ferreyra, Álvarez López; Alecha, Bohigues, Guzmán, Llambay; Caballuci y Castiglioni. Luego ingresaron García, Baldissoni y Hadad.

En el primer tiempo el Aurinegro encontró espacios para aproximarse al área rival por el sector izquierdo a través de Said Llambay, en algunas oportunidades en sociedad con Caballuci, quien punteó una pelota que exigió la respuesta del arquero. Las otras dos grandes chances ocurrieron por derecha: un centro de Alecha que Llambay no alcanzó a puntear, y un penal a Castiglioni que Alecha definió cruzado para el 1-0 en la última jugada antes del descanso.

Tres de cal y una de arena. Anchoverri tuvo responsabilidad en el gol y se lució tres veces para evitar la derrota.

Tres de cal y una de arena. Anchoverri tuvo responsabilidad en el gol y se lució tres veces para evitar la derrota.

Banfield le encontró la vuelta a través de sus extremos, verticales y desequilibrantes ante Ullmann y Álvarez López. Así se inclinó la cancha y a los seis minutos de la segunda etapa, tras una salida desprolija de Anchoverri con los pies, se terminó la alegría para el equipo de Juan Barbas.

El 1-1 agarró mejor parado al Taladro y durante un rato fue difícil sostener el punto: una vez con el pie derecho y otra vez con todo el cuerpo, Anchoverri evitó la derrota con dos atajadas que se sumaron a una volada de palo a palo en el primer tiempo.

Pero el visitante buscó tanto el triunfo que dejó espacios que Olimpo estuvo muy cerca de aprovechar en los últimos minutos. Un cabezazo de Hadad, una definición fallida de Baldissoni, un par de contragolpes de Caballuci, una pelota parada…  El final fue de ida y vuelta pero el empate no se rompió nunca.

(Cubrió: Tom Wichter.)

Comentarios

comentarios