Administración fraudulenta: una denuncia que vuelve a escena

Administración fraudulenta: una denuncia que vuelve a escena

En el marco de la Asamblea Ordinaria celebrada ayer, al momento de las discrepancias integrantes de Identidad Aurinegra hicieron referencia a una denuncia que acusa al presidente Alfredo Dagna de administración fraudulenta y que en las semanas previas a las elecciones arrojó novedades.

Se trata de una causa de sobrefacturación por obras en Teléfonos que se inició en junio de 2014 en el contexto de una fuerte interna política que desencadenó la renuncia de algunos dirigentes. En mayo de 2015 el fiscal a cargo de la investigación desestimó la acusación: según ese dictamen la denuncia era sobre obras acordadas en $900.000 y facturadas por $1.000.900, pero una pericia de la justicia provincial determinó que el precio de mercado de esas obras ascendía a $1.938.585. Es decir que, lejos de sobrefacturarse, el club habría pagado menos del valor real.

La causa quedó archivada y la defensa de Dagna pidió dos sobreseimientos que fueron rechazados. A eso se le sumó que este año la Cámara Penal, una instancia judicial superior, volvió a movilizar la causa a partir de nuevos indicios que podrían relacionarse con delitos similares y aceptó el pedido de dos socios, ambos integrantes de Identidad Aurinegra, que hace algunas semanas se sumaron a la causa como particulares damnificados del delito investigado.

Entre expedientes en curso, acusaciones cruzadas y tecnisismos jurídicos cuyo riguroso entendimiento resulta complejo (lo descripto es un simple acercamiento); la justicia tendrá la palabra final dentro de algunos meses o tal vez años. Mientras tanto, en ese contexto, el próximo jueves los socios de Olimpo deberán elegir a la Comisión Directiva que conducirá al club hasta 2020.

 

Comentarios

comentarios